Última hora

Última hora

Elecciones en Alemania: Inesperada victoria de La Izquierda, un partido creado hace tres años

Leyendo ahora:

Elecciones en Alemania: Inesperada victoria de La Izquierda, un partido creado hace tres años

Tamaño de texto Aa Aa

Junto a los liberales, los efectivos ganadores de estas elecciones son los disidentes socialdemócratas y los post-copmunistas que hace solo tres años formaron Die Linke, el partido La Izquierda.
 
La formación, con la que ningún partido mayoritario contaba para una posible alianza de gobierno a nivel federal, ha tenido una emergencia espectacular.
 
“Tenemos razones sobradas para festejar los resultados de hoy. La izquierda se hace fuerte, y demostraremos de lo que somos capaces. Quiero agradecérselo a nuestros electores, que han depositado sus esperanzas en nosotros. E insisto, seremos la Fuerza Social en el Parlamento alemán”, ha asegurado el co-líder de la formación Lothar Bisky.
 
La Izquierda ha quedado por delante de los Verdes, relegados a un quinto puesto de representación palamentaria.
 
Liderada por el postcomunista Gregor Gysi y el ex socialdemócrata Oskar Lafontaine, ya en las pasadas elecciones regionales La Izquierda conseguía relegar a la socialdemocracia a tercera fuerza en todo el este del país, amén de robarle terreno también en el oeste.
 

Tras la reunificación, los postcomunistas debían sus pocos escaños a algunas victorias de distrito en algunos bastiones en el este, mientras que en el oeste no obtenían más que resultados pírricos.
En 2005 se estrenaron aliados a la disidencia del SPD y llegaron al 8,7%. Desde entonces han crecido y logrado escaños en el oeste del país, hasta estar representados en once de los 16 estados federados.
La Izquierda quedaría por delante de los verdes.
 

Oskar Lafontaine, líder de La Izquierda, fue un destacado miembro del SPD antes de fundar un nuevo partido por divergencias con otros dirigentes socialdemócratas.
 
Liderada por el postcomunista Gregor Gysi y el ex socialdemócrata Oskar Lafontaine, le relegaba a tercera fuerza en todo el este del país, amén de robarle terreno también en el oeste