Última hora

Última hora

El SPD: diez años de declive en la política alemana

Leyendo ahora:

El SPD: diez años de declive en la política alemana

Tamaño de texto Aa Aa

En 1998, Gerhard Schröder accede a la cancillería y el SPD alcanza la cumbre. Esa victoria de la izquierda marca el fin de 16 años de poder conservador con Helmud Kohl al frente y la llegada de una nueva generación política que seduce a los alemanes.

11 años más tarde, el SPD vive una debacle histórica. Ayer, el candidato de los socialistas Frank-Walter Steinmeier reconocía la amarga derrota de su partido. Relegado al banquillo de la oposición, Steinmeier seguirá haciendo oir su voz, pero como líder del grupo parlamentario SPD en el Bundestag. Desde 1998 hasta hoy, los socialdemócratas han ido poco a poco perdiendo la confianza de sus electores, nada más y nada menos que 6 millones de votos respecto a las anteriores elecciones. Ayer, el SPD obtuvo un respaldo de tan sólo el 23%. Un revés electoral que parece castigar a la alianza contra natura del SPD y la CDU de Merkel. La gran coalición ha acabado robándole el electorado de centro derecha de los socialdemócratas, 900.000 votos, y dando el golpe de gracia a un partido ya tocado por una crisis ideológica. Una crisis que Oskar Lafontaine vio venir. En 2005 el ex presidente del SPD y a la sazón ministro de economía con Schröder, rechaza la realpolitik del jefe de Gobierno y abandona, primero el Ejecutivo, y luego el partido. Contrario a las políticas socialdemócratas, en 2007, Oskar Lafontaine funda un partido de izquierda radical. Die Linke nace de la unión de un partido neocomunista del Este y de un pequeño formación del Oeste. Die Linke se convierte en enemigo acérrimo y principal rival político del SPD. Oskar Lafontaine aglutina a jóvenes, neocomunistas y socialistas desencantados en un partido que consigue reactualizar los signos identitarios de la izquierda. Con la CDU arrebatándole votos por derecha y Die Linke por la izquierda, el SPD debe encontrar una nueva identidad, un nuevo aliento y sobre todo un nuevo electorado…