Última hora

Última hora

El suicidio número 24 en France Télécom enciende los ánimos

Leyendo ahora:

El suicidio número 24 en France Télécom enciende los ánimos

Tamaño de texto Aa Aa

Todos piden su cabeza. El presidente de France Télécom, Didier Lombard, vuelve a estar en el ojo del huracán, tras producirse un nuevo suicidio en la empresa. Veinticuatro empleados del primer operador de telecomunicaciones de Francia se han suicidado en poco más de un año y medio. Los trabajadores de la compañía, los sindicatos y la oposición de izquierda exigen la dimisión de Lombard.

“La presión es la necesaria, la que conlleva la competencia, la regulación, etc…”, se ha defendido Lombard. “Pero hay una manera de hacer bajar esta presión, siendo más humano en la aplicación de las cosas”, ha dicho. La última víctima de esta espiral de suicidios, un hombre de 51 años, casado y con dos hijos, se tiró de un puente sobre una autopista, dejando una carta en la que denunciaba el clima en su empresa. La doctora Catherine Morel, médica de la compañía, explica algunas de las causas: “El problema de los cambios de puesto es que los empleados ya no tienen la impresión de hacer un buen trabajo, un trabajo de calidad. Esto conlleva una pérdida de autoestima que genera angustia y depresión nerviosa”. Para romper esta cadena de suicidios, los sindicatos exigen el fin del cierre de oficinas, de supresión de puestos y de las mutaciones geográficas o profesionales forzadas. “Intentan que nos sintamos culpables. Nos dicen: ‘habéis sido formados, debéis ser capaces, pero ponéis mala voluntad’. Así funciona”, ha contado un trabajador. El Gobierno francés no intervino en el caso France Télécom hasta que se produjo el suicidio número 23.