Última hora

Última hora

Irán sigue desafiando a la comunidad internacional

Leyendo ahora:

Irán sigue desafiando a la comunidad internacional

Tamaño de texto Aa Aa

El anuncio de que Irán esconde una segunda planta de enriquecimiento de uranio y las pruebas de misiles de largo alcance han levantado las iras internacionales en la víspera de la reunión para relanzar las negociaciones. Provocación, claman los occidentales. Estrategia clásica, responden los analistas.

Joseph Cirincione, experto en proliferation nuclear explica que a veces los países como Irán o Corea del Norte hacen una demostración de fuerza, sobre todo para sus ciudadanos, antes de hacer una concesión. “La posición de Ahmadineyad es delicada, tiene mucha presión tanto internacional como interna. Debe hacer concesiones, no tiene demasiada elección”, dice Cirincione. El descubrimiento de planta de Qom la semana pasada, en construcción desde hace años, ha dado más pruebas a la comunidad internacional de que Teherán miente. El tono contra el régimen se ha elevado y, esta vez, con el aval de Rusia. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama ya ha advertido al régimen de los Ayatolás que tendrán que ir a la reunión con la verdad por delante y que deberán decidir si están dispuestos a seguir por buen camino y desistir de adquirir armas nucleares. O bien, si prefieren seguir por el camino que lleva al enfrentamiento. El grupo de las cinco potencias del Consejo de Seguirdad de la ONU más Alemania tienen una propuesta de paz, pero con una condición sine que non: la suspensión total del enriquecimiento de uranio, tanto si es para fines civiles como si es para hacer la bomba atómica. Teherán prefiere discutir el paquete de medidas propuesto por la ONU hace una semana. “La promoción de la paz duradera y de amistad, la erradicación de armamento y la eliminación de armas nucleares, químicas y biológicas es necesario para pavimentar el camino de todas las naciones y tener acceso a la tecnología avanzada para el progreso de los seres humanos”, dijo Mahmuh Ahmadineyad en la ONU El credo de Ahmadinejad: “energía nuclear para todos y la bomba atómica para nadie”, no tiene eco en Washington. Antes del espectacular anuncio de la planta Qom, la Organización Internacional de la Energía Atomica ya advirtió de que Teherán tendría capacidad para construir la bomba atómica en 2010.