Última hora

Última hora

Irlanda pasa la patata caliente a la República Checa y a Polonia

Leyendo ahora:

Irlanda pasa la patata caliente a la República Checa y a Polonia

Tamaño de texto Aa Aa

El presidente polaco se negó hasta ahora a ratificar el tratado pero ahora la situación ha cambiado.

“Espero que el presidente anuncie pronto la firma del Tratado de Lisboa” dice Donald Tusk, primer ministro polaco. “Tras este referéndum Europa espera con emoción que así sea y no quiero que se considere a Polonia como el país que detuvo el proceso de integración de la Unión Europea”. Pero a Bruselas le preocupa aún más la República Checa. Allí el tratado se encuentra enfangado en un proceso que juzga el Tribunal Constitucional y que podría tardar meses en llegar a su fin. De su resolución depende que el presidente Voclav Klaus ratifique el Tratado tal y como ha asegurado una vez más. “La pregunta de si voy a ratificar el tratado no tiene sentido. No tengo nada que hacer hasta que el Tribunal Constitucional no tome una decisión”. El recurso de los conservadores euroescépticos checos es el segundo que presentan en contra el Tratado de Lisboa. El anterior fue rechazado por el Tribunal Constitucional que consideró que no había incompatibilidades entre el texto europeo y la Carta Magna Checa aunque siempre será necesario que Klaus, también euroescéptico, ratifique el tratado.