Última hora

Última hora

El barco verde

Leyendo ahora:

El barco verde

Tamaño de texto Aa Aa

Este barco no consume gasolina. Su motor no hace ruido y puede llegar a una velocidad de veinte nudos. Este 24 Super Indios ha sido presentado en la edición número 49 del Salón Naútico Internacional de Génova, en Italia. Gracias a una recarga de seis horas, esta embarcación puede navegar durante cuatro horas. Esto quiere decir que, a velocidad media, llegaría a recorrer hasta 25 millas náuticas. Sus ventajas son varias como nos explica Lucio Calegari, director ejecitivo de Giacomo Colombo S.P.A:

“ La posición del motor es la misma, al igual que la propulsión y la conducción. No hay grandes diferencias. Pero eso sí, no se oye ningún ruido, sólo el viento y el agua. Además el motor no contamina.” Explotar energías renovables empieza a ser una prioridad en todos los campos industriales. El hidrógeno está ultimamente en boca de todos ya que es una fuente de energía inagotable y que no contamina. Utilizar sus facultades en la industria naútica supone una revolución para los transportes. El profesor Nicola Conenna, presidente de la Universidad del Hidrógeno, es el promotor de estos motores revolucionarios y nos explica: “ Nuestro motor de hidrógeno se pone en marcha gracias a una fuente de energía eléctrica que viene del exterior ya que no podemos producirla en el barco. El barco puede cargar esa energía cuando está amarrado en puerto. En el interior del barco hay un generador de hidrógeno que produce hidrógeno y libera oxígeno. El hidrógeno se almacena a baja presión en un sistema a base de hydruro metálico en el que se puede almacenar una gran cantidad sin peligro de incendios en el barco. Este sistema alimenta una pila de combustible y un sistema de baterías. La pila puede volver a crear energía eléctrica gracias a una mezcla de hidrógeno y oxígeno a baja temperatura y sin riesgos. Puede generar calor y sobre todo energía eléctrica que permitirá generar la propulsión.” Por otro lado, el modelo Riviera 600 funciona gracias a este tipo de pila de combustible. El problema es que el motor es un poco grande en comparación con su tamaño , por eso cuenta con su propia reserva de hidrógeno a bordo. Al final el problema de las emisiones de CO2 sólo cambio de paisaje ya que, desgraciadamente, la producción de hidrógeno implica un enorme consumo de energías.