Última hora

Última hora

Tres años después, los asesinos de Politkovskaia siguen libres

Leyendo ahora:

Tres años después, los asesinos de Politkovskaia siguen libres

Tamaño de texto Aa Aa

Fue en el portal de su casa, cerca del ascensor, el 7 de octubre de 2006, día del cumpleaños de Putin, donde fue descubierto el cuerpo sin vida de la periodista rusa Anna Politkovskaia.

Una vecina dió la señal de alerta. A su llegada, la policía encontró en el suelo cuatro casquillos de bala y una Makarov de calibre 9 milímetros. Hoy, tres años después, los culpables siguen en libertad y la investigación está lejos de terminar. El asesinato de Politkovskaia, periodista crítica del Kremlin y de las autoridades chechenas, desató una ola de descotento tanto en Rusia como en el resto del mundo. El presidente Vladímir Putin esperó hasta el funeral, celebrado tres días después, para reaccionar ante este crimen mientras se encontraba de visita en Alemania. “Sea quien sea el que cometió este crimen y sean cuales sean sus motivaciones, sólo nos queda decir que se trata de un terrible asesinato, de un crimen espantoso que no debe quedar impune”, dijo. Pero la familia de la periodista así como sus abogados y defensores de los derechos humanos denuncian que la investigación está llena de obstáculos y que buscar a los culpables parece no ser la prioridad de la justicia. En junio de 2008 cuatro sospechosos son detenidos pero ocho meses después, tras un juicio a puerta cerrada, los supuestos cómplices del asesinato son liberados por falta de pruebas. En agosto de 2009, hace dos meses, los hermanos Majmúdov, de origen checheno, así como un ex policía comparecen de nuevo ante el Tribunal Supremo. Este segundo proceso también será suspendido. La investigación será reabierta de nuevo a petición de la familia. En su último artículo, publicado de manera póstuma, Anna Politkovskaia denunciaba a las fuerzas chechenas por el uso de la tortura contra civiles o supuestos rebeldes. Justamente lo mismo que hacía su amiga Natalia Estemirova, periodista y militante de derechos humanos, asesinada el pasado mes de julio en Grozny. Como Politkovskaia, Estemirova, había lanzado duras críticas contra el presidente checheno, Ramzan Kadyrov. El lunes, Kadyrov, ganó un proceso por difamación ante la justicia rusa contra la ONG que le había considerado políticamente responsable del asesinato de la periodista.