Última hora

Última hora

A la Unión Europea le crecen los obstáculos

Leyendo ahora:

A la Unión Europea le crecen los obstáculos

Tamaño de texto Aa Aa

La República Checa, único país de los 27 que no ha ratificado el Tratado de Lisboa, se hace esperar. Mañana el primer ministro checo Jan Eischer se reunirá en Bruselas con el presidente de la Comisión Europea José Manuel Durao Barroso.

La Unión necesita saber donde quiere estar la República Checa. El portavoz de la Comisión Europea, Johannes Laitenberger lo ha dicho con claridad: “Al día de hoy lo que necesitamos antes que nada es una clarificación de las posibles intenciones de la república Checa”. En una de las úitlimas embestidas de Vaclav Klaus, el euroecéptico presidente checo, exige para ratificar el Tratado con su firma una exención de la Carta de Derechos Fundamentales como la que obtuvieron Polonia y el Reino Unido. Este obstáculo de última hora serviría a Praga para no indemnizar a los alemanes expulsados de la región de los Sudetes tras la Segunda Guerra mundial. Los decretos de 1945 del presidente checo Eduard Benes expulsaron a tres millones de checoalemanes de Checoslovaquia manu militari. Las garantías legales quedaron a un lado con los perdedores de la Guerra. Hasta hoy. La salida más facil es que Chequia acceda a una garantía similar a las obtenidas por Irlanda que no obligue a los 27 a una nueva y agotadora ratificación. El Tratado de Europa es bandera electoral del líder conservador británico David Cameron. Tanto que el euroescéptico líder de la oposición ofrecerá fecha para un referendum durante la campaña electoral que celebrará si gana las elecciones el Partido Conservador. Nuevos obstáculos cuando otros caen, como es el caso de uno de los recalcitrantes enemigos de la construcción política europea, el presidente polaco Lech Kaczynski, que finalmente ratificó el sábado el Tratado que ya había aprobado el parlamento.