Última hora

Última hora

Tony Blair: una candidatura que se marchita antes de formalizarse

Leyendo ahora:

Tony Blair: una candidatura que se marchita antes de formalizarse

Tamaño de texto Aa Aa

El nombre del ex primer ministro británico, favorito hasta ahora para convertirse en presidente de la Unión, pierde fuelle.

Nadie duda de su carisma y los laboristas le respaldan. En 2010, si la Unión navega con el timón del Tratado de Lisboa, el Consejo Europeo contará con un presidente, durante dos años y medio, frente a los seis meses actuales. Pero para elegirlo, se necesita la unanimidad de los Ventisiete. Desde el Congreso del Partido Popular Europeo en Viena, el titular de exteriores italiano, Franco Frattini, comentaba que “Tony Blair es en efecto un lider creíble y carismático. Tendremos que encontrar un amplio consenso en torno a él, para superar la resistencia de algunos países. Creemos que su candidatura puede funcionar”. El apoyo de Blair a la guerra en Irak, juega en su contra. Los países del Benelux alegan que un representante de un país que no pertenece ni a la eurozona ni a Schenguen, no puede presidir el Consejo. Un puesto para el que se citan otros nombres como el del primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker. Aunque el titular de exteriores austriaco, Michael Spindelegger ,comenta que es imposible tomar una decisión “porque no hay propuestas reales para el cargo de presidente del Consejo Europeo. Hay muchas posibilidades y circulan muchos nombres pero aún es pronto para decidir”. La República Checa es el único país que aún no ha completado la ratificación del Tratado de Lisboa. Europa se impacienta. El presidente de la Comisión José Manuel Barroso insta “a la República Checa a encontrar una solución para resolver este problema y para que podamos completar el proceso y ponernos a trabajar”.