Última hora

Última hora

Ismail Kadaré: "Albania y Kósovo tienen la aspiración de entrar en Europa"

Leyendo ahora:

Ismail Kadaré: "Albania y Kósovo tienen la aspiración de entrar en Europa"

Tamaño de texto Aa Aa

El escritor albanés Ismaíl Kadaré es el nuevo Premio Príncipe de Asturias de las Letras. Novelista, poeta y periodista de reconocido prestigio internacional, abandonó su país poco antes de la caída del “Muro” para denunciar la dictadura que dirigía Albania y precipitar su transición hacia la democracia. El jurado ha descrito su obra como una “condena abierta a cualquier forma de totalitarismo”.

euronews: Usted tenía diez años cuando Enver Hoxha estableció la dictadura en Albania y creció en un regimen totalitario. Según dice, ha llegado a la libertad a través de la literatura. Explíquenoslo. Ismail Kadaré: Sí, es muy simple y muy lógico. Comencé a escribir muy temprano, cuando sólo tenía once años. Y a esa edad, quién profundiza en la literatura no es ni por motivos políticos ni ideológicos. Yo creía que vivía en un país como el resto, no comprendía que no teníamos libertad. Así que, efectivamente, he conocido la libertad gracias a la literatura, porque me inicié en la escritura cuando ni siquiera sabía lo que era la libertad. Luego, en mi época de estudiante, por supuesto que comprendí lo que ocurría en Albania de forma clara y directa. Y todo eso queda reflejado en mi obra.

euronews: ¿Cómo fue aquel descubrimiento? ¿Cómo llegó a comprender lo que es el totalitarismo?

Ismail Kadaré: No fue muy difícil. En realidad no fue un gran descubrimiento. Estaba bastante claro que Albania tenía un enorme defecto. No había libertad. Y todos lo sabían, porque podías escuchar la radio occidental e incluso ver la televisión. Así que no podemos decir que viviéramos en la ignorancia. No estabamos ciegos. Era un regimen muy duro, estalinista al cien por cien. Y la represión era terrible. Pero no éramos ajenos a todo ello. Lo sabíamos.

euronews: Ahora estamos celebrando los 20 años de la caída del Muro. Pero 1989 también fue el año de la masacre de Tiananmen. Su país era aliado de la Unión Soviética y de China antes de aislarse completamente del mundo. Cómo vivió usted aquellos dos acontecimientos.

Ismail Kadaré: Aquellos capitulos de la Historia influyeron directamente en el destino de mi país, eso está claro. Y no sólo yo, todo el mundo en Albania, los siguió con gran atención. Luego cada uno sacó sus conclusiones.

euronews: En 1990 se marchó de Albania para ir a París. ¿Por qué en aquel momento?

Ismail Kadaré: Porque en aquel momento Albania estaba dudando entre Occidente y la dictadura, entre el espíritu de la libertad y la esclavitud. En aquella época comprendí algo que muchos no habían entendido aún. Y ese algo fue la gran hipocresia del regimen, que esperaba alinearse otra vez con la Unión Soviética. Pero no con la Unión Soviética de Gorbachov, sino con la Unión Soviética de los golpistas. De hecho los nostálgicos del stalinismo se estaban preparando para usurpar el poder. Entonces me dije que debía hacer algo. Algo escandaloso. Al fin y al cabo era el escritor más conocido de Albania. Y si abandonaba mi país, podía encontrar un micrófono desde el que denunciar que la dictadura volvía a mentir. En resumen, me fui para alentar la democracia y luchar contra contra la dictadura”.

euronews: En los últimos 20 años, usted ha apoyado también la causa kosovar. España le ha otorgado uno de sus grandes premios literarios y, al mismo tiempo, es uno de los países que no reconoce a Kósovo como Estado. ¿Qué le diría a las autoridades españolas?

Ismail Kadaré: He defendido la libertad del pueblo kosovar igual que lo hubiera hecho por cualquier otro pueblo. No es algo tan especial. Soy albanés. Y creo que es una causa justa porque había un pueblo viviendo en las condiciones de una colonia. Es uno de los grandes escándalos que se han producido en el corazón mismo de Europa. Ahora bien, mi reputación de escritor podía verse comprometida por ese asunto, ya que insistí en el hecho de que la antigua Yugoslavia tenía que ser castigada por la represión que llevó a cabo en Kósovo. Y eso no es algo que todo el mundo pueda digerir. Sobre todo porque los escritores siempre han estado contra esas sanciones. Es un cliché, pero es así. Y en lo que concierne a España, no sé cómo han justificado el hecho de no rechazar la independencia de Kósovo. Pero creo que han proyectado sus problemas internos sobre la situación de los Balcanes.

euronews: ¿Cree usted que Kosovo y Albania se unirán algún día?

Ismail Kadaré: Por supuesto que ambos países tienen vocación de unirse. Pero es una vocación sentimental, más romántica que otra cosa. Por ejemplo, no está organizada, no hay partidos políticos ni programas que propongan una unión. Pero es cierto que los albaneses no renuncian a la idea de crear una nación, y sólo una, aunque con la entrada en Europa se desdramatizará todo un poco. Ya no es como antes, que Kósovo estaba arrancado de Albania y formaba parte de otro país completamente ajeno. Ahora, tanto Albania como Kósovo tienen la aspiración de entrar en Europa.