Última hora

Última hora

Asturias se viste de gala un año más

Leyendo ahora:

Asturias se viste de gala un año más

Tamaño de texto Aa Aa

El Teatro Campoamor de Oviedo, la capital del Principado de Asturias, ha sido, un año más, escenario de la entrega de los Premios Príncipe de Asturias.

El acto de esta XXIX edición ha sido presidido por el Príncipe Don Felipe, acompañado de su esposa la princesa Letizia y de su madre, la reina Sofía. El escritor albanés Ismaíl Kadaré, premio de las Letras, ha planteado en su discurso la relación, a veces conflictiva, entre vida y arte. El Quijote, ha dicho, fue el único al que no consiguió detener el régimen comunista albanés. “En el tiempo glacial cuando entre mi país y España no iba ni venía nadie, un caballero solitario, despreciando las leyes del mundo, cruzaba cuantas veces se le antojaba la frontera infranqueable. Ya imaginaréis a quien me refiero: a Don Quijote”. La Organización Mundial de la Salud, en manos de su directora Margaret Chan, ha recibido el premio de Cooperación Internacional; el arquitecto británico Norman Foster, el de las Artes; los ingenieros estadounidenses Martin Cooper y Raymond Tomlinson, el de Investigación científica y técnica, por su trabajo fundamental en el desarrollo del teléfono móvil y el correo electrónico respectivamente. El alcalde de Berlín, Klaus Wowereit, junto con sus antecesores desde 1989, han recogido el de la Concordia, otorgado a la ciudad a los 20 años de la caída del muro. La saltadora de pértiga rusa Yelena Insinbáyeva ha agradecido, feliz, el príncipe de Asturias de los Deportes. El divulgador científico David Attenborough y la Universidad Autónoma de México han sido también premiados.