Última hora

Última hora

El cambio climático, ¿una ventaja para el vino?

Leyendo ahora:

El cambio climático, ¿una ventaja para el vino?

Tamaño de texto Aa Aa

No estamos ni en Francia ni en Italia, ni mucho menos en España. Nos vamos a uno de los mayores viñedos de Inglaterra, situado a unos treinta kilómetros de Londres.

Mientras los expertos se estrujan los sesos para ralentizar el cambio climático, el vino inglés parece beneficiarse de la subida de las temperaturas.

Además de existir nuevas técnicas para el tratamiento de la uva, el clima seco y algo más caluroso ha conseguido, por décimo año consecutivo, una buena producción como nos explica el representante de los viñedos Denbies, Marcus Sharp:

“ Es una cosecha de calidad óptima, hay mucha fruta madura. En general el nivel de madurez en la cosecha ha mejorado, hemos ganado en cantidad de producción, los niveles de azúcar han subido y los de ácidez han bajado ligeramente. Estamos produciendo mucho más vino, este año por ejemplo, podríamos llegar a las 500.000 botellas.” Se prevé una subida de temperaturas de dos a cinco grados en el sureste británico y Escocia. Por eso la viticultura inglesa se encuentra en plena revolución. Si el cambio climático se acentúa podríamos llegar a ver viñedos en las partes más insólitas de Inglaterra como explica el profesor Richard Selley: “ Una buena parte del sur de la isla terminará siendo demasiado calurosa como para producir vino. Hacia 2080 es bastante probable que existan viñedos cerca de los pantanos de las tierras altas escocesas. Lo llamaríamos el tinto escocés.

Siempre he fantaseado con producir viñedos en la orilla norte del lago Ness. Esta parte podría convertirse en un lugar adecuado para algunos tipos de uva alemana como la Riesling o la Schönberger.”

El cultivo de la uva no es un fenómeno actual en Inglaterra. El profesor Selley, experto en la historia de los viñedos ingleses, explica que la producción de vino data de la época romana y se ha ido expandiendo hasta la actualidad: “Efectivamente hace cincuenta años no existían demasiados viñedos en estas tierras y éste número ha ido en aumento. Además, podemos observar cómo, con el paso del tiempo, el límite norte de los viñedos ha ido avanzando hacia la frontera con Escocia.” En 2002 se registraron 333 viñedos y ahora Inglaterra cuenta con 416. Además la variedad de la uva plantada ha crecido de manera espectacular por eso el Christopher White, representante general de Denbies´s afirma: “Aquí hemos visto los efectos del cambio climático. Por eso hemos decidido probar con una nueva variedad de uva que nunca había crecido antes en Inglaterra como es la Sauvingon blanca. Nos arriesgamos hace veinte años plantando Pinot Noir, y al final ha sido una de las mejores cosechas.

La calidad del vino espumoso que producimos aquí y ahora es muy muy alta. Recibimos premios internacionales, de hecho hemos ganado dos primeros premios y eso era impensable hace veinte años.”

Y parece que a los ingleses les gusta su propia cosecha ya que las ventas se han duplicado en los últimos diez años.

Por supuesto, la producción británica no llega ni de lejos a la francesa o a la española, pero parece que con el cambio climático, la industria viticola podría, a partir de ahora, contar con más actores en competencia..