Última hora

Última hora

Jacques Delors: Ex Presidente de la Comisión Europea

Leyendo ahora:

Jacques Delors: Ex Presidente de la Comisión Europea

Tamaño de texto Aa Aa

“La caída del muro de Berlín. Fue un acontecimiento sorprendente, pero había que ver si todo iba a suceder de manera pacífica.”

Una gran felicidad el haber abierto nuestros brazos a esos países que salían de la noche totalitaria. Intro : Hace 20 años, se derrumbaba el muro de Berlín. Un acontecimiento sorprendente para Jacques Delors. El entonces presidente de la Comisión Europea se sentaba en una tribuna preferente. Fue espectador privilegiado de un cambio histórico y actor en la gestión de sus consecuencias. Cuenta para euronews su versión de unos hechos que cambiaron para siempre la cara de Europa y abrieron la vía a su reunificación. Con la perspectiva de dos decenios, Jacques Delores nos da a conocer sus sentimientos sobre la Europa de hoy y sobre la que se prepara… euronews Dentro de algunos días celebraremos el vigésimo aniversario de la caída del muro de Berlín. En 1989 usted era el Presidente de la Comisión Europea. ¿Cuál era el ambiente en esos días previos a dicho evento? Jacques Delors “La atención de todos los miembros de la Comisión se centraba en la evolución de los acontecimientos. Polonia ya estaba dando algunos pasos hacia la democracia, mientras se sucedían las manifestaciones en la Alemnia del Este sobre todo en Leipzig. También mencionar a esos alemanes del Este que a través de Hungría querían llegar a Austria. Todo eso además fue posible gracias a la decisión del señor Gororbachov”. euronews Regresemos a los hechos de ese 9 de noviembre de 1989. El muro cae. ¿Dónde se encontraba usted cuándo se enteró de ese acontecimiento? ¿Cuál fue su reacción política en calidad de Presidente de la Comisión Europea? Jacques Delors “El evento fue todo un choque. Había que ver si iba a desarrollarse de manera pacífica. Nunca se sabe qué consecuencias puede tener un hecho así, la reación de la policía, de los dirigentes comunistas… Es decir estabamos muy atentos a lo que iba a pasar. Lo importante sucedió de hecho en las semanas posteriores. Primero porque el canciller Kohl, además de Gorbachov y Bush padre multiplicaron los contactos para evitar que se produjeran decenas de miles de muertos. Nosotros observabamos muy de cerca la situación. Los jefes de estado y de gobierno se reunieron en el Elíseo porque estabamos bajo la presidencia francesa. Allí empezamos a explicar que no había que sentir angustia por esos hechos, porque en efecto había angustia sobre la reunificación alemana. Trabajamos mucho en ese sentido. En abril de 1990, la comunidad europea de la época reconoció la vocación de los alemanes a reunificarse.” euronews ¿Qué hizo usted concretamente como presidente de la Comisión Europea ? Jacques Delors “El 12 de noviembre, al responder a las preguntas de una televisión alemana dije que los alemanes del Este tenían su lugar en Europa. Creo que sin duda fui el primero en pronunciar esta frase en Europa Occidental. Al mismo tiempo le planteé esa cuestión al canciller Kohl: estos alemanes del Este no difrutan de vuestro nivel de vida, ni de vuestro nivel de desarrollo, le dije, así que estoy dispuesto a proponer que la Unión Europea asuma parte de esa carga. Pues bien, en ese punto el canciller Kohl respondió negativamente. Eso sería muy mal visto por mis socios, espetó, hace falta que les convenza de que una Alemania reunificada no va a cambiar su política europea. Así que lo que propusimos fue que las políticas de desarrollo regional que financiamos del presupuesto europeo se extendieran a los länders del Este. De hecho allí viajamos mis colaboradores y yo en el verano de 1990. En dos meses ultimamos los pogramas en beneficio de los länder del Este, algo que fue muy bien considerado por todo el mundo.” euronews “Existe realmente una verdadera preocupación dentro de la Unión Europea sobre esa reunificación que se inicia? “ Jacques Delors “Es cierto que en otros países había muchas interrogantes. Para reutilizar una fórmula de hoy…¿Es que la Alemania de Berlín será la misma de Bonn, respecto a la construcción europea? euronews “¿Qué lecciones aprendió de ese periodo?” Jacques Delors “En primer lugar en cuanto a las modalidades de reunificación… me parecían arriesgadas… resultaron muy caras a los alemanes en términos de gasto público, pero me parece que fue muy buena la solución escogida por el canciller Kohl en cuanto a la desaparición de la moneda de Alemania del Este. Por otro lado, siempre he considerado que Europa, la pequeña Europa no se hace sóla, se construye para responder a los desafíos de la historia. Así que me resulta muy agradable el hecho de que hayamos abierto nuestros brazos a todos esos países que salieron de la noche totalitaria.” euronews “Con la perspectiva de dos décadas, ¿tiene usted algo que lamentar en cuanto a las decisiones que adoptó?” Jacques Delors “Habría preferido que la Comunidad Europea asumiera una parte más grande de esa carga, pero como ya le dije, el canciller Kohl rehusó. Por otro lado, a pesar de estar muy abierto y contento con la ampliación hacia el Este, pedí a la Comunidad Europea, a nuestra casa común, que se organizara para recibir a otros diez países más. Y ahí tengo que decir que se sufrió un fracaso. Lo propuse en la cumbre europea de 1992 en Lisboa, pero los jefes de estado no apoyaron mi idea. Así que lamento que no pudieramos organizarnos, que no pudieramos reflexionar en una Europa de 25 o 27 antes de concluir la ampliación.” euronews “Precisamente esa Europa que cuenta 27 miembros y dentro de pocos algunos más inicia un nuevo capítulo con el Tratado de Lisboa que los irlandeses han aprobado en referendum. ¿Qué sentimiento abriga usted? Jacques Delors “Mi sentimiento es que si queremos vivir juntos los 27 y mañana más, hace falta que la estructura de gobierno de la Unión esté a la altura. Hace falta que cada institución desempeñe su papel.”. un nuevo capítulo “¿Así que para usted el tratado de Lisboa no camina forzosamente en la buena dirección? …” Jacques Delors “No, voté afirmativamente pero soy muy reservado en cuanto a la creación de un presidente permanente del Consejo Europeo. La solución ideal es que los gobiernos reconsideren de nuevo la Comisión en cuanto a lo que debería ser, que el Consejo europeo no se mezcle en sus gestiones, sino que aporte en el marco de las cumbres de jefes de Estado las grandes orientaciones o las grandes opciones de una manera simple. Sólo así se podría funcionar. Pero le repito, el cómo hacer es igual de importante que el qué hacer.”

El Muro de Berlín: es.euronews.net/1989-2009