Última hora

Última hora

Jaruzelski: "Mi decisión más difícil fue declarar la ley marcial"

Leyendo ahora:

Jaruzelski: "Mi decisión más difícil fue declarar la ley marcial"

Tamaño de texto Aa Aa

El último líder comunista polaco, el general Wojciech Jaruzelski es una figura controvertida. Decretó la ley marcial en diciembre de 1981. Miles de opositores, afiliados al sindicato Solidaridad fueron encarcelados, otros optaron por el exilio, y los disturbios provocaron muertes en las calles. En 1988, como Jefe de Estado, dio luz verde al diálogo entre Gobierno y oposición que concluyó con la refundación del sistema político, en 1989.

euronews: ¿Se acuerda usted de dónde estaba el 9 de noviembre de 1989 cuando cayó el muro de Berlín? Wojciech Jaruzelski: Me cuesta recordar dónde estaba exáctamente, probablemente estaba en mi despacho y me dieron la noticia antes de su anuncio oficial en los medios. Tengo que reconocer que no me sorprendió demasiado. El 6 ó 7 de Octubre me hallaba en Berlín, también estaba allí Gorbachov, asistimos a una gran manifestación organizada por Honecker con motivo del 49 aniversario de la creación de la República Democrática Alemana (RDA). Cuando los manifestantes pasaban por delante de la tribuna gritaban: “Gorbi, Gorbi, ayúdanos.” Me acerqué a Gorbachov y le dije: “Se acabó, esto es el fin”, y él asintió. Evidentemente no se puede decir que la caída del muro haya sido sólo una cuestión técnica. euronews: ¿Cuál fue la decisión más difícil que tuvo que tomar? Wojciech Jaruzelski: Sin duda fué la declaración de la ley marcial. No fue sólo una decisión tomada en un momento preciso, ya que estuvo precedida de muchos acontecimientos dolorosos. El hecho de pensar en la ley marcial durante largos meses, semanas, horas, incluso las horas anteriores a la ley marcial, ya que hasta el último momento no se tomó la decisión. No tomé la decisión hasta el 12 de Diciembre de 1981 a las 2 de la tarde. Fueron días de pesadilla. Temía mucho decidirme. No quería tomar la decisión, sabía que sería un drama, también para mi personalmente. Pesaría sobre mi conciencia hasta el final de mis días. euronews: ¿Fue usted capaz de imaginarse, a mediados de los años 80, el curso que iba a tomar la historia? Wojciech Jaruzelski: En todo caso a mediados de los ochenta me dí cuenta de que habría que hacer reformas profundas. La llegada de Gorbachov nos brindó la oportunidad. Nosotros, los polacos, eramos pioneros en esta vía. Gorbachov recurrió a veces a nuestras reformas polacas, que, evidentemente, se limitaban a ser sucedáneos de la democracia y de la economía de mercado. Gorbachov las llamó el laboratorio de la Perestroika. euronews: ¿Qué opina usted hoy de la época comunista? Wojciech Jaruzelski: El comunismo, la biblia del comunismo, no nació en las riberas del Volga sino del Rin. Y contenía muchas bellas y nobles ideas, en parte utópicas, pero que me parecen todavía válidas desde un punto de vista filosófico y moral. Pero la idea del comunismo fue desvirtuada sobretodo por el estalinismo. euronews: ¿Cuáles son las causas que provocaron el fin del comunismo? Wojciech Jaruzelski: La caída del comunismo se debió a la ausencia de democracia que es una necesidad natural de la sociedade, sobretodo de las sociedades civiles modernas, y también a las necesidades económicas, a la necesidad de reformas que permitieran a la economía ser eficaz y creativa, algo que el antiguo sistema no garantizaba y que sí era posible cambiando el sistema. Puede parecer extraño que yo, un hombre del antiguo régime, pueda decir hoy, con convicción, que los cambios fueron absolutamente necesarios y beneficiosos para Polonia y para toda Europa. euronews: Señor Jaruzelski, ¿fué milagroso el año 1989? Wojciech Jaruzelski: Fue un año crucial para Polonia, pero también para toda la región. Puedo decir con orgullo que participé en ese proceso, paradójicamente, yo fui el autor de la ley marcial y a la vez el coautor de los cambios que ocurrieron en los años 80 y que fueron trascendentes no sólo para Polonia. Esos acontecimientos fueron el inicio de una cadena de cambios, la revolución de terciopelo, la caída del muro…, pero nosotros fuimos los primeros. euronews: ¿Que han aportado a Polonia las dos últimas décadas? Wojciech Jaruzelski: Considero que en toda nuestra difícil historia, este es uno de los mejores momentos. Nuestro país, nuestra tierra es un gran cementerio. Los ejércitos extranjeros han pasado de este a oeste y de oeste a este, y por primera vez nos sentimos seguros. Además ahora hay posibilidades reales de desarrollo en particular gracias a la adhesión de Polonia a la Unión Europea. Eso nos ofrece la posibilidad de dinamizar nuestro desarrollo y de aprovechar la experiencia de países más avanzados económica y socialmente que Polonia. euronews: ¿Se lamenta, se arrepiente usted algo? Wojciech Jaruzelski: Quizá no voy a satisfacer sus expectativas, pero yo no considero la declaración de la ley marcial como un error. Fue un acto decisivo, amargo, dramático del que no me arrepiento porque considero que fue salvador para Polonia. Siento en cambio, lo que llamo el mal menor y el hecho de que después de entrar en vigor la ley marcial se produjeran muchos actos no justificados por parte de diferentes fuerzas del aparato del Estado, que yo desconocía, y que causaron mucho daño. En varias ocasiones pedí públicamente perdón y me disculpo. Lo dije incluso en presencia de las autoridades, que si un policía pegaba a alguien, yo me sentiría moralmente responsable.

El Muro de Berlín: es.euronews.net/1989-2009