Última hora

Última hora

Berlín, Alexanderplatz: el fragor de la protesta

Leyendo ahora:

Berlín, Alexanderplatz: el fragor de la protesta

Tamaño de texto Aa Aa

El reloj universal giraba ya el 4 de noviembre de 1989 en la Alexanderplatz, punto de encuentro en pleno centro de Berlín Este. Pero hace 20 años el reloj universal marcaba las horas de aquellas ciudades lejanas a las que los berlineses del este sólo podían viajar con la imaginación.

En aquel otoño del 89, eran cada vez más los que, todos los lunes en Leipzig, al anochecer, vencían el miedo para reclamar los derechos y libertades proclamados en la Constitución de la Alemania del Este. “Nosotros somos el pueblo”, afirmaban. El 4 de noviembre de 1989 era sábado, un día de descanso para que todos pudieran ir a manfiestarse en la Alexanderplatz. La protesta había sido convocada por los artistas amparándose en los artículos 27 y 28 de la Constitución de la RDA que garantizaban las libertades de opinión, de prensa y de reunión. Los berlineses del este participaron ese día en la primera manifestación de protesta autorizada en 40 años. También fue la primera vez que gente con ideas diferentes se expresaba libremente en la tribuna. Cuando llega su turno, Günter Schabowski, jefe del partido comunista en Berlín, proclama: “Queridos berlineses, lo que hoy nos da esperanza es la demostración de unidad entre Krenz y Gorbachov.” Los silbidos interrumpen al orador y los más osados corean… ¿Quién ha elegido a ese hombre? Los berlineses del este no se conforman ya con declaraciones de intenciones. “Ha sido la manifestación más grande de libertad de expresión y de opinión de toda la historia de la República Democrática de Alemania. Se ha demostrado que la libertad de opinión mobiliza al pueblo”, decía uno de los presentes. El lunes 6 de noviembre el periódico oficial del Partido Comunista titulaba: 500,000 manifestantes protestan en Berlín, y también publicaba el proyecto de ley que autorizaba los viajes al extranjero. “Los ciudadanos de la RDA tienen derecho a viajar al extranjero”, anunciaba el Neues Deutschland. Tres días después, el 9 de noviembre, cuando un periodista preguntó a Schabowski, a partir de cuándo entraba en vigor la ley, su respuesta provocaría la toma popular del muro de Berlín.

El Muro de Berlín: es.euronews.net/1989-2009