Última hora

Última hora

El Crucifijo, fuera del aula

Leyendo ahora:

El Crucifijo, fuera del aula

Tamaño de texto Aa Aa

La condena a Italia del Tribunal Europeo de los Derechos del Hombre ha llevantado la polémica. Previamente todas las instancias jurídicas italianas habían desestimado la pretensión de una madre laica que no quería símbolos religiosos en el centro donde se educaba su hijo.

Italia, marcada por el catolicismo, reacciona contra la condena de la justicia europea por imponer el crucifijo en las aulas. “No creo que sea algo malo, no soy religioso pero estamos en un país católico, cristiano”. Negar el derecho a colgarlo es injusto pero obligar a quitarlo es injusto también. El tribunal Europeo de Derechos del Hombre sentenció que “la exhibición obligatoria del símbolo de una determinada confesión en instalaciones utilizadas por las autoridades públicas, especialmente en aulas” restringe los derechos paternos a educar a sus hijos conforme a sus convicciones. La opinión del ministro italiano de Asuntos Europeos: “Es una sentencia que ha sido recibida por el gobierno de manera muy negativa. Negar el crucifijo es negar las raices cristianas de Europa y de Italia”. El mayor riesgo para el Vaticano ahora es que se inicien peticiones masivas para retirar el crucifijo del resto de los colegios públicos de Italia.