Última hora

Última hora

El Tratado de Lisboa reforzará los derechos de los ciudadanos

Leyendo ahora:

El Tratado de Lisboa reforzará los derechos de los ciudadanos

Tamaño de texto Aa Aa

Pero a un mes de su entrada en vigor, ¿qué saben de él los europeos?. En las calles de Bruselas un viandante comenta que con el Tratado “tendremos un presidente. Tendremos una política europea de exteriores unificada, ¿no?. Es más o menos lo que sé”

Una señora comenta que para ella “no cambia nada. Yo creo que es un contrato de cara al futuro, para que Europa siga siendo fuerte” “El Tratado va a contribuir a mejorar la situación económica en Europa. Creo que será beneficioso porque, si comparamos lo que ofrece con etapas previas de la construcción Europea, estaremos más organizados”, dice otro transeunte. El concepto de ciudadanía europea se instauró con Maastricht en el 92. Lisboa lo amplia. Con él los ciudadanos tendrán por ejemplo derecho a protección diplomática en cualquiera de los consulados de los países miembros. Heredero de la difunta Constitución, el Tratado renace después de dos años de coma profundo tal y como recuerda Janis Ammanouilidis. Este politólogo del ECP asegura que se necesita “este nuevo tratado para enviar una señal de confianza a los ciudadanos. Trabajamos en el Tratado Constitucional y luego en el Tratado de Lisboa durante años, casi una década. Asi que hubiera supuesto una gran derrota no habernos dotado de este Tratado”. Lisboa ha sobrevivido a las reticencias de Vaclav Klaus. El euroescéptico presidente checo terminó firmando el texto el martes. Su sí erá el último que faltaba, para que Lisboa viera la luz.