Última hora

Última hora

GM se retracta: no vende OPEL

Leyendo ahora:

GM se retracta: no vende OPEL

Tamaño de texto Aa Aa

Vuelta a la casilla de salida. Tras declararse en quiebra y después de meses de largas negociaciones salariales, General Motors ha decidido suspender la venta de OPEL y Vauxhall al grupo austriaco canadiense Magna y al banco ruso Sberbank.

El constructor automovilístico de Detroit anunció ayer que renuncia a la operación, por la que ya había recibido 1.500 millones de euros en concepto de aval por parte de Alemania cuyo Gobierno exige ahora su devolución. La matriz estadounidense había ya mostrado reticencias ante la idea de ofrecer su tecnología a los rusos. Pero su decisión pone de nuevo en entredicho el futuro de los 50.000 trabajadores europeos de su filial en el Viejo Continente. De ellos, más de 21.000 en Alemania, donde se ubican dos de las tres plantas menos productivas, Bochum y Kaiserslautern, junto la belga de Amberes. Precisamente el plan de Magna era el preferido en Alemania, porque preveía una reducción de empleos muy limitada y porque hubiera permitido a Opel desligarse finalmente de General Motors. “Ahora hay rumores de que sin Magna, Bochum cerrará. No sé lo que va a pasar, habrá que esperar a ver, pero desde luego no es nada bonito”, dice un empleado alemán. “No es una sorpresa”, añade otro. Los sindicatos españoles han quedado también desairados. Tras haber rubricado hace sólo una semana el plan industrial de Magna, los 7.000 trabajadores de la planta zaragozana de Figeruelas esperan la nueva propuesta de reestructuración, esta vez desde Detroit.