Última hora

Última hora

Las tropas extranjeras pagan un alto tributo en Afganistán

Leyendo ahora:

Las tropas extranjeras pagan un alto tributo en Afganistán

Tamaño de texto Aa Aa

En ocho años mil soldados han muerto y desde principios de este año ya han fallecido más de 400 soldados.

Una situación de inseguridad tanto para las tropas extranjeras como para los civiles afganos que se deteriora de manera vertiginosa. En Afganistán se llevan a cabo dos operaciones militares diferentes. La operación “Libertad Duradera” de Estados Unidos y la operación de la ISAF en la que participan 68,000 soldados bajo el paraguas de la ONU. De estos últimos, la mitad son estadounidenses y el resto proceden de 42 países diferentes. En Afganistán los soldados trabajan en cuatro zonas delimitadas: bajo el mando de Alemania en el norte, bajo el de Francia en la región de Kabúl, bajo el mando de Holanda en el sur y bajo el de Italia en el oeste. El este y el sur del país son las zonas más peligrosas puesto que allí se encuentra buena parte de la insurreción talibán. En total, en Afganistán se encuentran desplegados 100,000 soldados extranjeros, 90,000 soldados afganos y 80,000 policías afganos. Todos deben hacer frente, según algunas estimaciones, a 20,000 talibanes. En estas condiciones sería muy difícil empezar a pensar en una retirada de las tropas extranjeras que también tienen la misión de formar a los soldados afganos. El ejército del país debería contar de aquí a 2010 con 134,000 soldados. El general estadounidense McChrystal, comandante de la ISAF ha pedido 40,000 soldados más para Afganistán. Soldados que serían desplegados en las zonas norte y oeste del país a las que la rebelión ha empezado a desplazarse en los últimos meses.