Última hora

Última hora

Mauritania, bajo la amenaza terrorista

Leyendo ahora:

Mauritania, bajo la amenaza terrorista

Tamaño de texto Aa Aa

En los años 80, Túnez conoció un terrorismo que se intensificó en Argelia en los años 90 y que se extendió luego a Marruecos. En 2005, el 4 de junio, Mauritania vivió con estupor una primera operación terrorista contra su ejército. Ciento cincuenta terroristas atacaron un cuartel en la región de Lemgheity, en el norte. El balance, quince muertos y quince heridos en las filas del ejército, y seis muertos entre los asaltantes.

La operación terrorista fue condenada por los partidos políticos mauritanos, que movilizaron a sus bases y salieron a la calle para manifestar su indignación. Dos días después de ese atentado, la administración estadounidense lanzó la operación flintlock en el desierto auritano. Washington quería hacer de Mauritania una barrera contra el avance del terrorismo al sur del Sahara, y la operación ya había sido planificada en el marco del programa Africom para apoyar a los países del Sahel contra el terrorismo. Francia no apreció la intervención estadounidense en su antigua colonia, pero acabó aceptando porque no quería estar en primera línea. El año pasado, Washington suspendió su cooperación militar con Mauritania después del golpe de Estado del general Mohamed Ueld Abdel Aziz. La segunda operación terrorista, el 27 de diciembre de 2007, se produjo en la región de Ghalaouiya. El balance: tres soldados muertos. Poco después, el 1 de febrero de 2008 es atacada en Nuakchot a embajada israelí, que nunca había sufrido una agresión desde el establecimiento de relaciones diplomáticas en 1999. En el ataque resultan heridos tres franceses. El general Ueld Abdel Aziz dio la orden de cerrar esa embajda en respuesta a la vasta ofensiva militar israelí en Gaza entre diciembre del año pasado y enero de 2009. El 16 de septiembre de 2008, tercera operación conta el ejército mauritano. Un grupo tiende una emboscada a un batallón militar en la región de Tourine. Tras el ataque, doce militares son hallados decapitados. Los servicios secretos occidentales han confirmado que Al Qaeda tiene a numerosos miembros en Mauritania, que puede activar cuando quiera. El Sahel se ha convertido en la plaza fuerte de Al Qaeda. Una consideración que no comparte la ministra de Relaciones Exteriores de Mauritania, Alnaha Bint Djaddi Ueld Meknes. “Quiero decir que no hay ni centros de entrenamiento ni células de Al Qaeda en Mauritania. Sin duda alguna, se producen infiltraciones desde países vecinos, pero estamos intentando acabar con estos fenómenos peligrosos”, dice la ministra. Euronews ha ido al ministerio de Información, donde el ministro Mohamed Ueld Al Bujari asegura que todo está bajo control. “Hay unidades militares armadas bien equipadas, y bien entrenadas, que patrullan para proteger las fronteras del país y proteger las regiones que podrían ser blanco de los grupos terroristas. En general, Mauritania es un país que vive seguro y bajo control, gracias a Dios”, sostiene el ministro. Pero cuando abordamos la coooperación militar, el ministro guarda silencio porque aquí todo los asuntos relacionados con la seguridad se consideran un secreto de Estado. Francia teme la propagación del terrorismo y la inmigración clandestina. Para intentar evitarlo, envió a su jefe de Estado Mayor, Jean Louis Georgelin, para establecer una cooperación entre los dos países. “Hemos abordado con el general Abdel Aziz la situación en la región, y sobre todo la cooperación militar, que puede acercar a nuestros dos ejércitos. En ese marco hemos estudiado programas de formación, que podríamos llevar a cabo juntos”, dice el jefe de Estado Mayor francés. ¿Juega el Islam un papel en el fortalecimiento del extremismo? En el centro de la capital, hemos ido a visitar la gran mezquita. Fieles de todas partes acuden a ella, rezan y vuelven al lugar de donde venían. Durante la oración no observamos ningún extremismo. Durante nuestra estancia en Mauritania fuimos a hablar con el vicesecretario general del partido islámico Tawasul. “Aquellos que matan a inocentes en Argelia, en Mauritania o en otros países, pretenden hacerlo en nombre del Islam. Pero los sabios musulmanes han demostrado que el Islam es inocente de estas prácticas, porque el Islam no incita al asesinato en ningún caso”, sostiene el responsable. “El Islam está lejos de todo eso, aunque existen abusos en nuestro país, como en algunos países occidentales. Por ejemplo, el IRA irlandés, y las comunidades cristianas que se matan entre sí, nada de eso ha sido atribuido nunca a la religión cristiana, y a nadie se le ocurre señalar con el dedo a los cristianos. Así que resulta que el cristianismo nunca ha incitado a la gente a matarse. ¿A qué viene este doble rasero? El grupo WAM ha estallado túneles y ha participado en el asesinato de miles de japoneses. ¿Por qué no se ha acusado a los budistas de todo eso?” En lugar de la religión, otros creen que la pobreza es lo que hace que algunos jóvene se entreguen en los brazos del terrorismo. Euronews visitó al presidente del partido progresista en su despacho. Según él, la pobreza no es la causa del terrorismo. “No se puede decir que la pobreza sea la causa del terrorismo, porque Mauritania ya era un país pobre, como otros países árabes, y sin embargo no habíamos visto este fenómeno”, considera. “El fenómeno del terrorismo apareció en África de la mano de grupos armados mafiosos. También se encuentran movimientos en el Congo y en países no musulmanes de Sudamérica y Asia. Lo que significa que en general hay un fenómeno de resentimiento en los países del sur. La región de los países musulmanes sufre muchos problemas, como es el caso en Palestina, en Irak, en Afganistán y en Chechenia. En esos países los musulmanes se sienten humillados y agredidos”. La prensa mauritana, que goza de un margen de libertad en este país, publicó durante nuestra estancia varios artículos en los que sostiene que la victoria en la batalla contra el terrorismo está lejos todavía. Después de cuatro años de pulso, la pregunta que se plantea es si el gobierno mauritano está empleando los medios adecuados contra el terrorismo.