Última hora

Última hora

EEUU: una vigilia recuerda en Fort Hood a las 13 personas acribilladas por el mayor Nidal Malik

Leyendo ahora:

EEUU: una vigilia recuerda en Fort Hood a las 13 personas acribilladas por el mayor Nidal Malik

Tamaño de texto Aa Aa

Cientos de velas encendidas recordaron anoche en Fort Hood a las 13 personas que murieron el jueves a manos del mayor Nidal Malik Hasan. El tiroteo, la peor masacre perpetrada en una base militar estadounidense, dejó además una treintena de heridos. Los más de 40.000 soldados que reciben entrenamiento en este centro no salen de su conmoción: “Cuando estás en Irak o en algún otro país, estás preparado para que ocurran cosas así explicaba un militar. Pero quí, en casa, es como si alguien nos desagarrase el corazón y luego lo pisoteara”. “Ahora hay que juzgarlo añadía otro. Tendrá que pagar por sus actos. Personalmente, me alegro de que no haya muerto, porque así sabremos por qué lo hizo. Y también porque así será castigado como merece. Si hubiera muerto lo habría evitado”.

Los investigadores analizan al detalle la oscura vida de este psiquiatra militar de origen palestino que estaba muy disgustado porque iba a ser enviado al frente. Antes de disparar varios cargadores sobre sus compañeros al grito de “Alá es grande”, Nidal Malik Hassan vació su apartamento y se despidió de sus vecinos, que guardan un buen recuerdo de él: “Todos eramos amigos suyos afirmaba uno de ellos. No tenía enemigos aquí”. “Me llamó el miércoles por la noche recuerda uno de sus amigos… y el jueves por la mañana, sobre las cinco, me dijo que yo era un buen amigo y que se alegraba mucho de haberme conocido’”. Los investigadores no descartan que el psiquiatra, que está en coma tras recibir 4 impactos de bala, estuviera relacionado con el extremismo islámico. Sin embargo, sus familiares insisten en que perdió la cabeza cuando le dijeron que iba a ir al frente.