Última hora

Última hora

László Kovács: "Abriendo la frontera austro-húngara convertimos el Muro en algo inútil"

Leyendo ahora:

László Kovács: "Abriendo la frontera austro-húngara convertimos el Muro en algo inútil"

Tamaño de texto Aa Aa

Sergio Cantone, euronews: Estamos en Bruselas en la sede de la Comisión Europea para hablar con uno de los testigos de todo cuanto ocurrió en aquellos días de 1989. Se trata del húngaro, László Kovács, actual Comisario europeo de Fiscalidad. ´

Su país, que formó parte del bloque comunista, tuvo un papel destacado en la lucha contra el dominio soviético desde la insurrección contra el Ejército Rojo de 1956. ¿Qué estaba haciendo, exactamente, cuando cayó el Muro de Berlín? László Kovács, Comisario europeo de Fiscalidad: “Estaba en mi piso en Budapest, viendo la televisión como muchos millones, como centenares de miles de personas porque la caída del Muro, era la caída del símbolo de la Guerra Fría y de la división de Europa”. “En ese momento pensé y recordé cómo empezó todo. Porque el canciller alemán Kohl declaró que Hungría fue el país que removió el primer ladrillo del Muro de Berlín cuando dos meses antes, abrió la frontera austro-húngara”. Y así un año después fuimos testigos de la reunificación alemana, que fue realmente un acontecimiento histórico muy importante”. Sergio Cantone, euronews: ¿Tiene usted la impresión de que esto fue el final de todo un sistema, de un sistema que se estaba desmoronando, todo el sistema comunista bajo la influencia soviética? László Kovács: “Si, en ese momento si. Pero lo que es interesante ocurrió dos meses antes, cuando nosotros abrimos la frontera austro-húngara, nuestras expectativas en aquel momento no podían ir más allá”. “En ese momento supimos que abriendo la frontera convertiríamos el Muro de Berlín en algo inútil pero cayó mucho antes de lo que imaginábamos”. Sergio Cantone, euronews: ¿Y los otros húngaros? ¿Cómo vivieron esa noche del 9 de Noviembre? ¿Tuvieron la impresión de que todo había terminado? László Kovács: “Pienso que sí porque mientras tanto la transición política como económica había avanzado bastante. Nos preparábamos para las primeras elecciones realmente democráticas y libres. Los cambios en Hungría ya habían ido muy lejos, como en los otros o en la mayoría del resto de los países del bloque soviético. Polonia iba en cabeza, pero también llegaron a Hungría y al resto de países”. Sergio Cantone, euronews: ¿Cómo afrontó Hungría este gran cambio, tras los acontecimientos que tuvieron lugar hace veinte años? László Kovács: “Respecto a la política exterior e insisto en este apartado porque más tarde, tras la segunda victoria del Partido Socialista en las elecciones, obtuve la cartera de Exteriores, cargo que volví a ejercer en 2002, antes de llegar a Bruselas. Entonces, en toda la política exterior el mayor cambio se reflejó en la aspiración, que nosotros gestionamos, de formar parte de la Unión Europea y de la OTAN.” Sergio Cantone, euronews: Comisario, usted formó parte del aparato del Partido Comunista y estuvo en aquellos días al frente del Departamento de Relaciones Internacionales. Y ahora, sigue siendo un hombre del aparato, del aparato europeo, en este caso. ¿Hay alguna conexión entre ambas estructuras? László Kovács: “Ciertamente, existen algunos paralelismos aunque se trata de una conexión personal porque cuando yo, a principios de los ochenta, trabajaba en la sede del Partido Comunista, no era el jefe del Departamento de Relaciones Internacionales, era el segundo en el escalafón, usted me ha ascendido.” “Yo trataba de las relaciones entre Hungría y los países occidentales pero también de la relación entre el Partido en Hungría y los partidos social-demócratas del Oeste. Y mucho de mis antiguos colegas con los que tuve relación, incluso, en los movimientos juveniles no ocupan altos cargos como líderes, en ninguno de los partidos social-demócratas de la Europa Occidental.” Sergio Cantone: Muchas gracias, por acompañarnos.