Última hora

Última hora

Los belgas temen que su primer ministro se convierta en el primer Presidente de la Unión.... y les deje en la estacada

Leyendo ahora:

Los belgas temen que su primer ministro se convierta en el primer Presidente de la Unión.... y les deje en la estacada

Tamaño de texto Aa Aa

“Pienso que no sería bueno para Bélgica porque a nivel del gobierno ha demostrado sus competencias a nivel del gobierno y es alguien indispensable, ya que ha logrado pacificar a las distintas comunidades” (los belgas francófonos y los flamencos ndrl), afirma un viandante.

Según úna jóven de origen flamenco “si Van Rompuy se convierte en presidente de la Unión sería una pena. Habrá de nuevo un periodo de inestabilidad política en Bélgica. Sería bueno para Europa pero malo para Bélgica”. Este otro afirma que “es un pacifista. Evita las peleas, asi que intenta arreglar las cosas con unos y otros. No está mal”. Van Rompuy lleva menos de un año al frente del gobierno belga. A la espera de una cumbre europea para designar a los nuevos cargos de la Unión, dentro de unos días, el nombre del primer ministro belga ha logrado un apoyo de principio entre los Ventisiete. El ex comisario belga Louis Michel, ahora eurodiputado por el grupo Liberal afirma que su designación “no será una pérdida. ¿Sabe usted? si un belga se convierte en el primer presidente del Consejo Europeo no será una pérdida para Bélgica, será más bien un valor añadido para los belgas y esto está bien”. Otra figura clave que se creará con el Tratado de Lisboa es la del super ministro de Exteriores de la Unión. Un cargo para el que se cita al jefe de la diplomacia británica el laborista David Milliband y al ex jefe del gobierno italiano Massimo D’Alema. Milliband ha rechazado la oferta y los socialsitas europeos apuestan ahora por D’Alema. Pero los países del Este no ven con buenos ojos que un ex-comunista asuma la batuta de la diplomacia europea.