Última hora

Última hora

Cinco años sin Arafat

Leyendo ahora:

Cinco años sin Arafat

Tamaño de texto Aa Aa

Los palestinos, más divididos que nunca, siguen llorando a Yaser Arafat cinco años después de su muerte. El movimiento nacionalista Al Fatah de Arafat se encuentra sumido en una crisis de liderazgo tras el anuncio de Mahmud Abbas de que no concurrirá a las presidenciales de enero para un segundo mandato.

Abbas, único dirigente palestino que parece reunir la capacidad y la voluntad necesaria para negociar la paz con Israel, amenaza, además, con dimitir como jefe de la Autoridad Nacional Palestina. Nadie en la vieja o la joven guardia de Al Fatah cuenta con la autoridad y el carisma para tomar el relevo. “Los palestinos no están interesados ahora en líderes individuales que gusten y cuenten con el beneplácito de la comunidad internacional. Les interesa alguien que pueda realmente cambiar la situación”, ha señalado Nader Said, analista palestino. La crisis en Al Fatah beneficia a los islamistas de Hamas, que controlan Gaza, aunque no está claro que participen en los comicios ya que no reconocen la legitimidad de Abbas para convocarlos. “Al Fatah no es un movimiento institucional”, ha declarado Sami Abu Zhuri, portavoz de Hamas, para quien “la muerte de Arafat creó un vacío que fue llenado por personas irresponsables e inexpertas cuya política dañó la causa palestina”. Tras pasar gran parte de su vida luchando contra Israel, Yaser Arafat recibió el Nobel de la Paz por sus esfuerzos para terminar con el conflicto. Murió hace cinco años en un hospital cerca de París, a los 75 años.