Última hora

Última hora

Las cicatrices de la Gran Guerra

Leyendo ahora:

Las cicatrices de la Gran Guerra

Tamaño de texto Aa Aa

1914-1918, unas fechas en la memoria del mundo.

La Primera Guerra Mundial, movilizó a 60 millones de soldados, provocó más de 8 millones de muertos y 20 millones de heridos y mutilados. Europa fue el escenario de la masacre y Francia el principal campo de batalla. El Tratado de Versalles no resolvió la rivalidad entre las grandes potencias europeas. Alemania, humillada por las condiciones de su rendición, se vio arrastrada de inmediato por el belicismo del nacional-socialismo. Quedaron heridas profundas entre Alemania y Francia que no empezaron a cicatrizar hasta 1962. El canciller Adenauer visitó al general De Gaulle, presidente francés, para intentar pasar la página de un siglo de guerras y enemistades. En 1984, otro gesto, el canciller Kohl y el presidente Mitterrand, juntos de la mano, ante el monumento que recuerda a los caídos en 1916, en Verdún. Una batalla larga y sangrienta con más de 300.000 combatientes muertos, entre alemanes y franceses. “Fue algo espontáneo, no habíamos previsto cogernos de la mano. Él, Mitterrand, que era mayor que yo, dio el primer paso, y esto fue para ambos, por diversos motivos y porque somos de generaciones diferentes, uno de los momentos más emotivos de nuestras vidas”, explicaba tiempo después Helmut Kohl. En 1998, un nuevo intento de ir más allá. El presidente francés Chirac invitó a Gerhard Schroeder a los actos del 11 de Noviembre, Día del Armisticio. El canciller alemán, que llevaba muy pocos días en el cargo, rechazó la invitación. Todo quedó como la ceremonia de la victoria para Francia y el Reino Unido. Pero la desaparición de los últimos veteranos franceses de la Gran Guerra ha facilitado las cosas.