Última hora

Última hora

Premios Anna Lindh de periodismo

Leyendo ahora:

Premios Anna Lindh de periodismo

Tamaño de texto Aa Aa

La cuarta edición de los premios euromediterráneos de periodismo de la fundación Anna Lindh se ha celebrado en Mónaco. Esta fundación nació en 2005 en memoria de la ministra sueca de Asuntos Exteriores, que murió tras ser apuñalada en Estocolmo mientras hacía campaña por el sí en el referéndum para la introducción del euro en Suecia. Hoy, la fundación está presente en 43 países.

“Hoy con la multiplicación de las tecnologías de la información y de la comunicación, la omnipresencia de internet y la diversidad de plataformas como Facebook o Twitter, la información y el saber se han convertido en vectores determinantes de la transformación social”, explicó el Príncipe Alberto. La Fundación Anna Lindh trabaja desde su creación por el establecimiento de una red de diálogo intercultural euromediterráneo. “La Fundación Anna Lindh tiene una hoja de ruta que es al mismo tiempo compleja, incierta y difícil. Incierta, compleja y difícil porque trabajamos desde una perspectiva de una unión que por fin empieza a definirse en el Mediterráneo”, explicó el director de la Fundación. En colaboración con la Conferencia permanente del audiovisual mediterráneo, la Fundación Anna Lindh recompensa cada año a aquellas personas u organismos que han destacado por sus esfuerzos en la promoción del diálogo en el seno de la región euromediterránea. Ithar Al-Katatni, ha sido una de las ganadoras del premio este año. “La libertad de prensa no es absoluta, existen ciertos límites. Pero soy optimista, el sindicato de periodistas y los periodistas presionan. Es muy difícil limitar la libertad porque existe la red. Así que todo el mundo puede tener acceso a la información sin pasar por un organismo de prensa”, dice. Según la israelí Lisa Goldman, el ejército israelí presiona a la prensa extranjera. “El Ministerio de Defensa impidió a la prensa extranjera entrar en Gaza durante la operación y eso fue un duro golpe para la libertad de prensa en Israel. La prensa israelí no protestó contra esa orden pero la prensa extranjera sí lo hizo. El Ministerio de Defensa simplemente no respetó al Tribunal Supremo que había ordenado que se dejara entrar a la prensa en Gaza y los militares dijeron que no”, afirma Goldman. Pero la libertad de expresión también retrocede en los países europeos, según Reporteros Sin Fronteras. Países como Francia, Eslovaquia o Italia han descendido en la clasificación de este año. Francia ha perdido ocho puestos, Eslovaquia treinta y siete e Italia cinco. “Europa no es ejemplar en lo que a libertad de expresión se refiere. Por ejemplo, nosotros en Eurovision, tenemos una serie de problemas que tienen sobre todo que ver con la estructura en general de la financiación por ejemplo de las televisiones públicas que además deben ser el refugio de la libertad de expresión para que todos los ciudadanos puedan estar bien informados”, explica el Director General de Eurovision. En el siglo 21, muchas organizaciones no gubernamentales constatan que la prensa sigue siendo en ciertos países de la región euro mediterránea rehén de sistemas totalitarios y en algunos casos está al servicio de grupos financieros.