Última hora

Leyendo ahora:

Las relaciones económicas entre China y Estados Unidos afrontan una difícil prueba


Business

Las relaciones económicas entre China y Estados Unidos afrontan una difícil prueba

En medio de las amenazas de Washington de elevar los aranceles a tubos de acero y neumáticos procedentes de la República Popular, el presidente Obama tratará de convencer a sus homólogos chinos de que hay que corregir el abultado déficit comercial entre ambas potencias, propiciando que los chinos consuman más productos estadounidenses.

La balanza comercial arroja un desequilibrio de 268.000 millones de dólares desafavorable a Estados Unidos, país que exporta al gigante asiático soja, semiconductores y aviones comerciales. China vende productos textiles, calzado, ordenadores, jugues y bicicletas. De las relaciones entre ambos colosos depende en buena medida la salud económica del planeta. Si el consumidor estadounidense apuntala la economía asiática, con dinero chino se paga la deuda pública de Estados Unidos evitando así su ruina financiera. La clave para lograr un entendimiento es lograr que China reevalúe el yuan, una moneda artificialmente depreciada para impulsar las exportaciones chinas.