Última hora

Última hora

Desaire israelí a Estados Unidos

Leyendo ahora:

Desaire israelí a Estados Unidos

Tamaño de texto Aa Aa

La Administración Obama se ha dicho “consternada” y “preocupada” por la decisión israelí de construir 900 nuevas viviendas en suelo cisjordano.

El proyecto del primer ministro hebreo, Benjamin Netanyahu, no hace más que tensar la ya difícil relación entre Tel Aviv y Washington. Según la Casa Blanca, las nuevas casas, que se levantarán en Jerusalén Este, en el barrio de Guiló situado en territorio palestino ocupado por Israel durante la Guerra de 1967, complican aún más el maltrecho proceso de paz. En Guiló viven ya más de 40.000 colonos judíos. Sin embargo, Benjamin Netanyahu asegura que no es una colonia sino un barrio más de Jerusalén, ciudad que Tel Aviv reclama como su capital. Después de 11 meses de estancamiento de las negociaciones de paz, la Autoridad Nacional Palestina de Mahmud Abbas quiere pedir al Consejo de la ONU que reconozca un estado independiente palestino. Un apoyo que no es unilateral, dice Abbas, porque reúne el apoyo de los estados árabes. Washington le ha desaconsejado llevar a cabo esta iniciativa y Bruselas, por ahora, se ha mantenido al margen de la polémica con una reacción lacia. Javier Solana, jefe de la diplomacia europea, ha dicho que el proceso debe hacerse con tiempo y con calma en el momento apropiado. “No creo que hoy sea el día y no creo que hoy nadie quiera hablar de esto”, ha asegurado. Pero los palestinos sí querían hablar. Por eso centenas de personas se congregaron en Gaza para reclamar la independencia.