Última hora

Última hora

Leyendo ahora:

El trompetista Ibrahim Maalouf, de gira con "Diachronism"


Cultura

El trompetista Ibrahim Maalouf, de gira con "Diachronism"

“Diachronism” es el nombre del nuevo disco del trompetista franco-libanés Ibrahim Maalouf.

Aquí le vemos en un reciente concierto en la ciudad francesa de Lyon, en favor de una asociación solidaria con Burkina Faso. Estuvo acompañado por uno de los grandes nombres de la percusión oriental, Keyvan Chemirani. Su principal fuente de inspiración se encuentra en lo más profundo de la música árabe: la improvisación. En sus interpretaciones cabe el blues, el jazz, la música árabe o la electrónica. Maalouf nació en Beirut. Huyó con su familia en plena guerra civil libanesa y creció en un barrio de las afueras de París. “He escuchado mucho a Oum Koulthoum, Fayrouz, Abdel Wahab -todos estos grandes cantantes árabes cuando era joven”, nos cuenta el artista. “No me gusta mucho bloquearme en un estilo, en una geografía particular. Me gusta abrirme a todas las posibilidades, a no prohibirme nada. Es como una nave espacial que me permite ir de planeta en planeta. Cojo piedras en muchos sitios, luego vuelvo a casa y construyo algo con todas estas piedras”. Su padre es el trompetista Nassim Maalouf. Ibrahim comienza sus estudios de trompeta a los siete años. Dan su primera gira juntos dos años después. Se gradúa en el Conservatorio Nacional Superior de Música y Danza de París y desde 2006 es profesor de este instrumento. Gana premios en los concursos de trompeta clásica más importantes del mundo. Hablando de trompetas, Ibrahim toca una muy especial: tiene cuatro tonos, y la inventó su padre; permite interpretar los makams, la antigua música tradicional árabe. “Es sencillo. Normalmente en una trompeta hay tres pistones como este”, explica Maalouf. Mi padre añadió este, que permite bajar un cuarto de tono. Hago muchas veces esta comparación: permite tocar todas las teclas de un piano, las blancas y las negras, sobre una tesitura evidentemente un poco limitada. El cuarto pistón es como si hubiéramos añadido una tecla entre cada una de las del piano. Divide todos los intervalos en dos”. Sus conciertos son todo un acontecimiento. Maalouf nunca interpreta las mismas piezas, improvisa e improvisa… En unos días cumplirá 29 años. ¿Algún deseo especial? “Acabo de ser padre. Quiero mezclar la música y la vida privada. Mi deseo es que mi hija recupere un poco todo este amor que tengo por la música y que algún día lo desarrolle a su manera”. Parece no venir de ningún sitio, o de todos a la vez. Jazz, blues, clásico, electrónico, árabe tradicional… Eclecticismo singular que graba en Beirut, París o Nueva York. Ibrahim Maalouf , un ciudadano del mundo actualmente de gira por Francia. Enlace relacionado: http://www.myspace.com/ibrahimmaalouf

Selección del editor