Última hora

Última hora

Por qué y para qué participó el Reino Unido en la Guerra de Irak sin el consentimiento de la ONU

Leyendo ahora:

Por qué y para qué participó el Reino Unido en la Guerra de Irak sin el consentimiento de la ONU

Tamaño de texto Aa Aa

Esas son las dos preguntas fundamentales que pretende responder la investigación que ha comenzado hoy en Gran Bretaña sobre su participación en el conflicto.

El proceso no será judicial y por lo tanto no buscará culpables, sino arrojar algo de luz. “No somos un tribunal ni esto es una investigación de tipo legal y nuestro procedimiento lo reflejará – explicaba el presidente de la comisión investigadora Sir John Chilcot – Nadie será juzgado, no podemos determinar si alguien es culpable o inocente. Sólo los tribunales pueden hacer eso. Pero me compromento a que una vez que tengamos nuestro informe final, no nos callaremos a la hora de criticar, ya sea a individuos, instituciones o procesos, si lo merecen”. La comisión investigadora tendrá acceso a toda la documentación y personas involucradas en el conflicto. Lo que significa que llamará a declarar a Tony Blair, Primer Ministro británico cuando en marzo de 2003 ordenó junto con el Presidente estadounidense George Bush la invasión de Irak. Sin el amparo de las Naciones Unidas, Blair autorizó el envió de las tropas del Reino Unido, en total 45.000 uniformados durante todo el conflicto. 179 de ellos perdieron la vida ante la indignación de gran parte de la opinión pública británica. Además, serán interrogados al respecto el actual Premier británico Gordon Brown y la cúpula de los servicios de inteligencia MI5 y MI6. La comisión ya se ha entrevistado igualmente con las familias de todos los soldados británicos muertos, y es que las pesquisas también tratarán de aclarar si el contingente estuvo correctamente respaldado y equipado. La investigación durará al menos un año y publicará sus conclusiones tras las elecciones generales de junio de 2010, lo que no ha evitado que suponga un nuevo golpe a la ya maltrecha popularidad del Gobierno laborista de Brown.