Última hora

Última hora

Una súplica por el planeta desde los Polos

Leyendo ahora:

Una súplica por el planeta desde los Polos

Tamaño de texto Aa Aa

Los investigadores que soportan el invierno en las estaciones polares han dado a Euronews su peculiar punto de vista sobre la inminente amenaza del cambio climático.

Desde estas bases, en primera línea de la investigación sobre el clima, han presionado insistentemente a los gobiernos sobre la necesidad de actuar con urgencia para combatir el calentamiento global. “Las pruebas de los impactos del cambio climático, no a nivel local sino globalmente, se acumulan”, dice Agnieszka Fryckowska, comandante de la Estación de Invierno en la base británica de investigación antártica Halley VI, durante una entrevista en exclusiva.

Vive con otros 11 investigadores en una estación de alta tecnología sobre la plataforma de hielo Brunt, y ha sido testigo de cómo ha cambiado ésta región helada en los últimos años. “Sobrevolé la plataforma de hielo Wilkins hace sólo tres años. Me sorprendió la rápida degradación de la capa de hielo y su colapso éste año. Esto no es un hecho aislado. La Península Antártica está sufriendo la mayor tasa de calentamiento del mundo”.

La Antártida es un importante regulador del clima de la Tierra. El Océano circundante, que funciona como un sumidero para el calor y el dióxido de carbono, amortigua los efectos de las emisiones de la actividad humana. Es también una de las áreas más amenazadas por el calentamiento global. Mientras que las temperaturas han permanecido estables en el Polo Sur y al este de la Antártida en los últimos años, la temperatura de la zona occidental ha aumentado casi tres grados Celsius en los últimos 50 años: un cambio que los científicos no creen que pueda ser atribuido solamente a una variabilidad natural.

Agnieszka y sus sompañeros ocupan sus días manteniendo la base, tomando muestras para medir el ozono y el CO2, observando los cambios, y proporcionando los datos a sus colegas de institutos científicos de todo el mundo. Entre mayo y septiembre viven en la oscuridad, rodeados por la interminable monotonía del hielo. Sus vecinos más próximos, a 16 kilómetros, son una colonia de pingüinos Emperador.

Su base, al este de la península Antártica lleva proporcionado valiosos datos a largo plazo para las ciencias atmosféricas, la glaciología y la geología desde que fue fundada, en 1956. Los investigadores de la Halley han hecho una contribución importante para salvar la atmósfera de los contaminantes generados por el hombre. “Fueron los datos recolectados aquí los que ayudaron a los científicos de la Investigación Antártica Británica a descubrir el ‘agujero de ozono’ en 1985. Éste descubrimiento llevó a crear el Protocolo de Montreal que prohibió el uso de los productos con CFC, dañinos para la capa de ozono” explica Agnieszka. “Esa prohibición ha permitido a la naturaleza levantar cabeza: ahora se cree que el agujero se reparará en los próximos 50 años”.

A Fryckowska

Mientras, en la estación francesa Dumont D’Urville en la Antártida oriental, Bruno Jourdain está entre los centenares de científicos de todo el mundo que trabajan en entender las regiones polares. En las rocas cercanas a su laboratorio vive una colonia de pingüinos Adelia. Un poco más allá sólo está la inmensidad de las placas de hielo.

Estudia la química atmosférica del ‘séptimo Continente’ como fue bautizado por el oceanólogo francés Jacques-Yves Cousteau. En su conversación (cibernética) con Euronews, Jourdain señala que, aunque ya se pueden sacar muchas conclusiones sobre el cambio climático, la ciencia todavía tiene un largo camino por recorrer para entender por completo cómo la actividad humana está impactando en el planeta.

“A este lado de la Antártida, los efectos del calentamiento no son visibles, al menos de momento. Los estudios apuntan a la hipótesis de una eventual aceleración en la velocidad del deshielo de los glaciares, pero ésto se sigue investigando. En lo que respecta a las mediciones atmosféricas, con un valor de menos de 20 años, no tenemos suficiente perspectiva a largo plazo para detectar tendencias significativas” ha dicho.

En cualquier caso, Jourdain sigue creyendo en la necesidad de que se tomen decisiones para limitar las emisiones de gases de efecto invernadero: “Sin lugar a dudas, tenemos que actuar rápidamente, los informes del Panel Intergubernamental Contra el Cambio Climático hablan por sí solos”.

Image Credits:

  • A Fryckowska