Última hora

Última hora

dientes de bioengienería, un paso más hacia la creación de órganos de sustitución

Leyendo ahora:

dientes de bioengienería, un paso más hacia la creación de órganos de sustitución

Tamaño de texto Aa Aa

En Japón un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencias de Tokio ha conseguido que crezcan dientes de sustitución en ratones a partir de células madre.

El tejido conteniendo las células y las instrucciones para crearlos fue insertado en las mandíbulas de los roedores. Según los responsables de la investigación, a partir de este material surgieron dientes completos y funcionales, con una dureza comparable a la de los naturales. Los dientes producto de la ingeniería genética fueron pintados de verde para poder ser detectados con más facilidad. “En este siglo hay grandes esperanzas respecto a la terapia regenerativa que reemplaza los órganos dañados”, comenta el profesor Takashi Tsuji, uno de los investigadores. “Pero todavía no hemos impuesto la tecnología para realizar esto. Estamos intentando establecer un sistema médico utilizando dientes como modelo para llegar a una metodología para desarrollar la terapia”. Anteriormente, los científicos habían sido capaces de hacer crecer tejido en el laboratorio y de transpantarlo a animales vivos. Pero esta es la primera vez que el tejido ha crecido en el propio animal. Los especialistas esperan que se pueda emplear la misma técnica para, en un futuro, desarrollar órganos humanos. Pero queda aún mucho camino por delante. “El logro es grande como trabajo académico que ha establecido una metodología y ha realizado algo totalmente nuevo”, explica el profesor Isao Ishikawa. “Pero, en un sentido clínico o aplicado a seres humanos, necesitan encontrar un camino para transplantar el germen desde una persona a otra sin que se presenten complicaciones, como el rechazo. Se podría decir lo mismo si intentan transplantar un germen desde animales a personas”. La investigación será larga. Aunque los científicos ya han comprobado que en el diente creado por bioingeniería pueden crecer fibras nerviosas capaces de responder al dolor. Exactamente igual que un diente real. Enlace relacionado: tagURLhttp://www.tsuji-lab.com/en/research/tooth/02.html