Última hora

Última hora

El azaroso recorrido de Leterme desde su victoria en las elecciones

Leyendo ahora:

El azaroso recorrido de Leterme desde su victoria en las elecciones

Tamaño de texto Aa Aa

Leterme se las prometía muy felices cuando ganó las elecciones legislativas en junio de 2007, sin embargo, su defensa a capa y espada de una mayor autonomía para Flandes provocó un bloqueo en las negociaciones de Gobierno con los partidos Valones. Se llegó a temer por la unidad del país.

No fue hasta nueve meses más tarde cuando el rey Alberto le pudo nombrar primer ministro por primera vez. Dimitía al poco tiempo, por falta de acuerdo sobre el reparto de poder entre las regiones. Su renuncia no fue aceptada, pero tuvo que volver a dimitir cuando el Tribunal Supremo le acusó de haber presionado en la venta del banco Fortis, víctima de la crisis financiera. La guinda la puso cuando se le pidió que cantara la Brabançonne, el himno nacional belga, originalmente francófono, y le salió la Marsellesa, el himno francés. Ahora Yves Leterme, entonces fulminado por la prensa nacional y extranjera, tiene la oportunidad de enmendarse, aunque muchos belgas ven con inquietud su vuelta a la jefatura del Gobierno.