Última hora

Última hora

Las primeras colisiones de partículas, un paso para descubrir los orígenes del universo

Leyendo ahora:

Las primeras colisiones de partículas, un paso para descubrir los orígenes del universo

Tamaño de texto Aa Aa

La comunidad científica celebraba entusiasmada las primeras colisiones de partículas que han tenido lugar recientemente en el gran acelerador de partículas LHC de las afueras de Ginebra.

Se produjeron a una velocidad casi similar a la de la luz, en un túnel de 27 kilómetros de circunferencia a cien metros bajo tierra. Aunque los investigadores del CERN, el Laboratorio Europeo responsable del proyecto, tendrán que esperar aún un tiempo para obtener, con miles de millones de colisiones más, las primeras pistas para el descubrimiento de los orígenes del universo. E intentar resolver, entre otras, una de las mayores incógnitas de la física fundamental: la existencia o no del llamado “bosón de Higgs”, la partícula de la masa, hasta ahora solo una teoría. “Con estas colisiones, podemos imitar las registradas en un universo primario, explica el director general del CERN Rolf Heuer, “y ver cómo se desarrolló”. Llegar hasta aquí ha costado veinte años de trabajo y 3700 millones de euros, el coste de la construcción del acelerador y sus cuatro detectores. El experimento se desarrolla a 270 grados bajo cero y en él participan diez mil científicos de 500 universidades. Las celebradas primeras colisiones de protones se han conseguido tras inyectar haces de partículas en sentidos opuestos. “Es la primera vez que la máquina opera con haces en dos sentidos”, aclara Heuer. “Si se quieren hacer experimentos se necesitan dos grupos circulando en sentido opuesto. En este punto del experimento, tienen que colisionar”. Este hito científico se ha conseguido solo unos días después de que el acelerador se volviera a poner en marcha, tras un parón de catorce meses provocado por un accidente a los pocos días de empezar a funcionar. Se esperan los primeros datos en unos meses, cuando los protones circulen a la velocidad definitiva, 7 Teraelectronvoltios. Cada haz contendrá 3 mil grupos de más de cien mil millones de protones cada uno. Enlace relacionado: tagURLhttp://public.web.cern.ch/public/Welcome.html