Última hora

Última hora

Guterres: "Nunca nos perdonarán si no hay un acuerdo sobre el cambio climático"

Leyendo ahora:

Guterres: "Nunca nos perdonarán si no hay un acuerdo sobre el cambio climático"

Tamaño de texto Aa Aa

António Guterres es el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. Una agencia con 6.000 funcionarios que trabajan en 115 países. Guterres, ex-primer ministro portugués está terminando su mandato, un buen momento para hacer balance de la situación de los 42 millones de refugiados y desplazados que hay en el mundo.

euronews: El número de refugiados que han vuelto a su hogar se ha reducido un 17 por ciento en el último año. ¿Cuál es su análisis? A. Guterres: Esta cifra se refiere a los refugios políticos, personas que abandonaron sus países a causa de los conflictos de los que hemos sido testigos, la mayoría de los casos en el último año, y que esperamos resolver o al menos reducir. Las grandes operaciones de retorno en diferentes países han descendido ligeramente, por culpa de la violencia que aumenta en Afganistán, al Este del Congo, todavía muy inestable; al Sur de Sudán en donde se han registrado conflictos interétnicos, y por esta razón, desafortunadamente el retorno de refugiados, ha descendido, aunque hemos ayudado a 600.000 personas en todo el mundo. Se trata de desplazamientos importantes, la mayoría de los refugiados quieren volver a su casa, no es cierta esa idea de que la gente quiera ir a los países ricos, la inmensa mayoría de los refugiados desea regresar cuanto antes pero siempre que se den unas condiciones mínimas. Pero, en el último año, pese a que como le decía hemos ayudado a volver a 600.000 personas, se trata de la cifra más baja de los últimos diez años. euronews: Este pasado verano usted pidió millones de euros para contribuir a su operación en Pakistán. Acusó a la comunidad internacional de preocuparse más de los bancos que de la crisis humanitaria. ¿Puede el mundo ignorar la crisis en Pakistán? A. Guterres: Bien, el mundo no está ignorando la crisis en Pakistán, y debo decir que esta operación cuenta con un gran apoyo de la comunidad internacional. Ahora, le seré franco, cuando se pueden movilizar billones para ir al rescate de los bancos, no tendría que ser muy difícil mover miles de millones, hablando a un nivel completamente diferente, para atender de forma más efectiva los dramáticos desafíos a los que nos enfrentamos en el terreno humanitario. euronews: Hay un buen número de islas en peligro, incluyendo las Maldivas y otras en el Pacífico. ¿Qué es lo que nos espera? A. Guterres: El cambio climático acelera los factores que provocan los desplazamientos forzosos. Quizás no es el más importante, pero es uno de los más dramáticos porque afecta a un gran número de personas y uno de los factores que más impresiona es el hecho de que alguna de estas islas que son países, pueda incluso desaparecer. Esto nos crea un problema, porque cada vez habrá menos estados y, por supuesto, desde nuestra responsabilidad hacemos todo lo que podemos para garantizar el derecho de todas las personas a poseer una nacionalidad, pero son este tipo de situaciones las que están detrás de este fenómeno. Creo que no es difícil obtener otra nacionalidad para los que deben abandonar por la fuerza una isla que se hunde. Pero esto no es suficiente porque es toda una comunidad la que abandona un territorio, una nación, un país, una identidad que hay que preservar, y eso es mucho más que el derecho a tener una nacionalidad. Es el derecho a mantener la identidad de esa nación lo que desaparece y eso es algo que no está resuelto. Es algo sobre lo que la comunidad internacional debe reflexionar: ¿Cómo vamos a afrontar este problema?¿Cómo vamos a encontrar una solución para que esas comunidades puedan preservar su identidad y su futuro, tras concederles otra nacionalidad? euronews: En Copenhague, el objetivo es la reducción de las emisiones contaminantes. ¿Le parece bien? A. Guterres: Reducir las emisiones es muy importante pero no suficiente. Incluso ahora, cuando el cambio climático está teniendo consecuencias que afectan sobre todo a los países más vulnerables. La mayoría de los países del mundo son países pobres, con sociedades muy frágiles, estos serán los que sufrirán las consecuencias más dramáticas, mayores que las del propio cambio climático. Así pues, es tan importante combatir el problema como adaptarse, tan importante como reducir las emisiones es garantizar que estos países tengan el suficiente apoyo para ser capaces por si mismos de resistir el impacto del cambio climático. Esto es algo que necesitamos ahora y, es algo a lo que desafortunadamente no estamos prestando demasiada atención. euronews: ¿Qué puede hacer Europa en este caso? A. Guterres: “Pienso que Europa está claramente en cabeza ante la necesidad de asumir responsabilidades. Y espero que Europa pueda ejercer también un liderazgo importante a la hora de lograr una negociación justa”. euronews: Todos hablan ya del fracaso de Copenhague. ¿Cuál es su mensaje para los líderes mundiales en nombre de los refugiados y desplazados? A. Guterres: El mensaje es claro: si no es posible un acuerdo total, al menos los líderes mundiales deberían ser capaces de comprometerse con firmeza consigo mismos desde el punto de vista político para garantizar que el acuerdo total se alcance en unos pocos meses, sin obviar que nadie nos perdonará si no hacemos frente al desastre. euronews: Está claro que los países del Mediterráneo afrontan un gran desafío con la inmigración irregular. ¿Cómo le gustaría que fuese el enfoque europeo? ¿Tiene algún consejo para lograr mejores resultados? A. Guterres: Nosotros tenemos que garantizar que en Europa hay una coherencia, una coherencia entre la forma en la que se coordinan las diferentes políticas de asilo, y al mismo tiempo, aceptar la posibilidad de compartir el problema, porque, la presión en Malta o en Grecia es mayor que la presión que hay en Portugal, en estos momentos. Además tenemos que asegurar que tenemos una respuesta correcta para la protección del refugiado similar en los diferentes países europeos, pero con una solidaridad efectiva y compartir las fronteras de aquellos países que sufren el primer impacto. Es también esencial que Europa se mantenga como una receptora de exiliados, que Europa garantice el acceso a su territorio de aquellos que necesitan protección. Los países tienen derecho a defender sus propias políticas de inmigración pero en el ejercicio de ese derecho deben asegurar que aquellos que necesitan protección, la tengan, y la piedra angular de la política de protección de los refugiados es el llamado principio del «no rechazo», es decir que nadie puede ser repatriado si existe un riesgo de que allí sea perseguido. euronews: ¿Cuál es la mayor crisis a la que se enfrenta ahora su organización? A. Guterres: La mayor crisis, en mi opinión, está en la mentalidad de las personas. Es el hecho de que en el mundo de hoy, estamos viendo muy amenazados los valores de tolerancia, que son absolutamente fundamentales para proteger a los refugiados, el trato humano para los inmigrantes, el respeto a los extranjeros, el respeto de aquellos que son diferentes. Vemos que la intolerancia crece, que el racismo y la xenofobia se retroalimentan, incluso, en sociedades desarrolladas, y esto crea un ambiente negativo poco propicio para la protección de los refugiados. Más importantes son los muros que se construyen en nuestra mente que las crisis que hay en diversas partes del mundo, o los problemas concretos a los que nos enfrentamos allí.