Última hora

Última hora

Jun Märkl, director de la Orquesta Nacional de Lyon, o el apoyo a los jóvenes talentos

Leyendo ahora:

Jun Märkl, director de la Orquesta Nacional de Lyon, o el apoyo a los jóvenes talentos

Tamaño de texto Aa Aa

Cencerros de vaca. Placa de truenos. Y la máquina del tiempo.

…Tres excepcionales instrumentos en una sinfonía clásica. La Orquesta Nacional de Lyon se marchó a las montañas. Lejos de la ciudad, de regreso a la naturaleza con “La Sinfonía Alpina” de Richard Strauss. La obra invita al público a la escalada. Este poema tonal fue escrito entre 1911 y 1915. Se considera una de las descripciones de la naturaleza más convincentes de la música clásica. “Comienza durante la noche. En lo alto tienes el brillo del sol, al final es otra vez de noche, pero es más que eso”, nos cuenta el director Jun Märkl. “Es una experiencia humana de caminar hacia la luz, y también las dificultades que tienes para hacerlo. También encuentras estas dificultades en la orquesta. Tienes que trabajar mucho para transformar eso en sonido”. El esfuerzo ha valido la pena. El público ha disfrutado con esta sinfonía a cargo de más de cien músicos en escena. Era interpretada por primera vez en Lyon. Märkl es desde 2005 director musical de la Orquesta Nacional de Lyon. Hace dos años se convirtió además en el principal director de la Orquesta Sinfónica de Leipzig. Dos orquestas, dos países. Una tarea complicada. “Te das cuenta de lo grandes que son las diferencias mentales, que son ya evidentes en la educación. Pero también las ves en el trabajo dentro de los grupos. Los grupos en Francia trabajan mucho más en línea con programas autoritarios. Hay un gran jefe, todo depende de él. En las orquestas alemanas hay más trabajo en equipo”. Trabajo en equipo. Eso es lo que Märkl quiere hacer con jóvenes con talento. Hasta su marcha en 2011 planea continuar su especial apoyo a los artistas más prometedores. Por eso los invita a Lyon. “En Francia los jóvenes talentos apenas reciben apoyo. Ya sean directores o solistas, tienen que adquirir experiencia y méritos en el extranjero. Quizás entonces tienen oportunidad de ser aceptados como solistas. Los directores de orquesta tienen una vida especialmente difícil. Me he propuesto la tarea de defender su causa frente a la fuerte oposición de la orquesta y de esta casa. He conseguido que jóvenes directores o solistas como David Guerrier tengan una oportunidad. Y la orquesta está orgullosa de hacerlo, porque se trata de personas procedentes de esta región”. Tiene solo 25 años. Pero David Guerrier, del departamento francés de Drome, tiene tras sí una increíble carrera. Su éxito internacional como trompetista se solapa ahora con su trayectoria como solista de cuerno, instrumento que aprendió a tocar a los 16 años. “Siempre es algo especial. Cuando era estudiante venía a escuchar todos los conciertos de la orquesta, era algo muy importante. Y ahora estoy de este lado. Estoy contento”.

www.auditorium-lyon.com/onl_info/onl.htm