Última hora

Última hora

La cumbre del clima de Copenhague, o cómo vivir de manera sostenible

Leyendo ahora:

La cumbre del clima de Copenhague, o cómo vivir de manera sostenible

Tamaño de texto Aa Aa

Alcanzar un acuerdo contra el cambio climático, en un encuentro respetuoso con el medio ambiente: es lo que buscan los organizadores de la cumbre del clima de Copenhague (COP15).

No es de extrañar que el transporte ecológico sea omnipresente, y además, gratuito.

Los daneses quieren que la cumbre de la ONU sobre el clima, que concluye el viernes 18 de diciembre, sea una demostración de cómo vivir de manera sostenible. El campeón de la causa es el hombre conocido en Copenhague como el “alcalde de la bicicleta”.

“La ciudad de Copenhague ha invertido entre 30 y 40 millones de euros en la cumbre”, cuenta el alcalde adjunto Klaus Bondam. “Es una gran inversión, que además beneficia a nuestros ciudadanos a más largo plazo. Hemos habilitado espacios para una serie de actividades relacionadas con la cumbre, en la plaza del ayuntamiento, como por ejemplo conciertos de rock. Con esto esperamos atraer a algunos de los jóvenes que vienen a nuestra ciudad, y que se abstengan de acciones violentas”.

El gran número de delegaciones procedenteS de numerosos países ha sorprendido a los organizadores.

Algunas voces se han elevado para criticar el hecho de que haya acudido tanta gente a la cumbre, lo que sin duda tendrá su correspondiente huella carbónica.

Pero es que nadie ha querido perderse la gran cita del clima en Dinamarca.

“Yo soy de la República Centroafricana, y para venir he utilizado el avión”, cuenta una mujer.

“Soy de Nepal y he venido en avión, de Katmandú a Dehli, de Dehli a Viena, y de Viena a Copenhague”, cuenta otra.

Los daneses también han pensado en cómo contrarrestar los efectos de tantos viajes, colocando por ejemplo una turbina para producir energía, convirtiendo los vasos en biocombustible, o sirviendo comida orgánica.

“La cumbre generará unos 40.000 de toneladas de C02 equivalente”, cuenta el responsable de sostenibilidad del evento, Jan-Christoph Napierski. “No sólo hemos contado el dióxido de carbono, sino otros gases de efecto invernadero. Pero esas emisiones serán compensadas en Bangladesh con un proyecto, que consiste en hacer más eficaces dos fábricas para que usen menos carbón. Eso mejorará la calidad del aire en la región, y reducirá bastante los niveles de C02”.

Estas iniciativas hacen única la cumbre. Es una de las mayores reuniones de la historia de la ONU, y la primera que intenta ser neutral en carbono. Y aunque la magnitud del evento es enorme, lo que prima es la importancia de alcanzar un acuerdo.

Isabelle Kumar, Copenhague, para euronews.