Última hora

Última hora

Manifestaciones eficientes y organizadas

Leyendo ahora:

Manifestaciones eficientes y organizadas

Tamaño de texto Aa Aa

¿Cómo conseguir que las manifestaciones sean productivas y acaben teniendo un efecto en la política de países e instituciones?

Es el objetivo de las decenas de miles de personas que se han manifestado para pedir el recorte de las emisiones de C02.

“Queremos apoyar a los líderes para que tomen decisiones arriesgadas, más comprometidas que las que han tomado hasta ahora”.

“Esta es la voz de la gente. Así que si los políticos no lo tienen en cuenta, creo que seguiremos actuando”.

Pero aunque desde fuera parezca que manifestaciones como la del sábado son fruto de la improvisación, semejantes concentraciones son el resultado de meses de trabajo de personas como Jorn Andersen.
“Queremos que sea como una invitación abierta a cualquiera que no esté en una organización porque si queremos conseguir algo respecto al calentamiento global, necesitamos que se involucre mucha más gente que los habituales. Este tiene que ser un movimiento abierto, una invitación a todo el que se quiera unir a él para hablar también de dónde queremos ir a partir de ahora. Es un proceso que va a durar varios meses o varios años”.

Los organizadores, sin embargo, proceden en su mayoría de grandes organizaciones como Oxfam. Es el caso de Frida Eklund.

Muchas otras instituciones han unido sus fuerzas para concentrar medios y conseguir un mayor efecto en esta cumbre de Compenhague. Es una buena cooperación, siempre y cuando el mensaje sea claro.

La manifestación del sábado, en calquier caso, fue un éxito y una de las mayores concentraciones contra el calentamiento global de la historia. Fue pacífica y eso es esencial.

Sus únicas armas son pancartas y gritos que no acallarán hasta que las promesas se transformen también en actos.