Última hora

Última hora

Un pacto sin control ni verificación

Leyendo ahora:

Un pacto sin control ni verificación

Tamaño de texto Aa Aa

El contenido técnico del acuerdo de mínimos conseguido en Copenhague prevé frenar la subida de la temperatura mundial y para ello dota un plan de financiación.

El pacto planea reducir la contaminación por gases para mantener el incremento de temperatura por debajo de los dos grados centígrados.

Para 2050 no se ha fijado un nivel a alcanzar y la contaminación por gases aceptables para 2020 se fijará en enero.

Sin embargo la Cumbre no ha establecido un organismo permanente de control y verificación que permita saber quien hace qué y quien cumple o no el acuerdo. China se opuso a ello. Todo se basará en la libre y buena voluntad de cada estado.

La financiación a los países en desarrollo establece un presupuesto de siete mil millones de euros anuales de 2010 a 2012. Estados Unidos y Japón quieren aumentar esta cifra hasta los diez mil millones de euros.

Una nueva partida de setenta mil millones de euros anuales cubrirá el tramo 2012-2020.

El acuerdo de Copenhague reconoce la importancia de reducir la contaminación debida a la deforestación y a la degradación de los bosques con especial atención a la selva amazónica.