Última hora

Última hora

La estepa de Kazajistán, una gran fosa común

Leyendo ahora:

La estepa de Kazajistán, una gran fosa común

Tamaño de texto Aa Aa

Dolinka: aquí yacen centenares de niños muertos en los gulags de esta región. Durante la Segunda Guerra Mundial, Stalin deportó a los sospechosos de haber colaborado con el nazismo. Las voces contrarias al régimen estalinista corrieron la misma suerte. Se calcula que entre 1930 y 1960 murieron en los gulags soviéticos entre un millón y medio y veinte millones de personas. En Dolinka se ha abierto un museo consagrado a la Gran Purga.

Pero según este investigador alemán queda mucho por hacer, “no diría que es un tema tabú, pero pese a la gran importancia histórica de este periodo, no se habla mucho de él”.

Desde su independencia, en diciembre del 1991, Kazajistán se esfuerza por mantener buenas relaciones con Moscú. Muchos lamentan, sin embargo, que el empeño por recuperar la memoria histórica no tenga tanto vigor. Sobretodo teniendo en cuenta que, en Rusia, y según un sondeo realizado el año pasado, Joseph Estalin ocupa el tercer puesto en la categoría de personajes históricos más populares.

Yekaterina Kuznetsova, periodista especializada en los gulags cometa que en Rusia, “poco a poco, sigilosamente, se está rehabilitando la figura de Stalin, promocionando su buen nombre. Este deseo constante de un orden de mano dura, es muy preocupante porque la mano dura nunca es sinónimo de libertad”.

Cerca de Dolinka, en un parque de Karagandy hay una discreta estela en memoria de las víctimas de los gulags. Mikhail Shumulyov, superviviente de ese campo de trabajos forzados ha preferido, sin embargo, construirse una propia en su jardín. Dice que “el uno de mayo la gente saca los retratos de Stalin y Lenin, los jóvenes los llevan en las manifestaciones. Es chocante. Necesitan saber. Tenemos que decirles quienes eran en realidad”.

Pese a que el presidente ruso Dimitri Medvedev homenajeó en octubre a las víctimas del estalinismo, asegurando que nada podía justificar aquellos métodos; en Rusia florecen los actos conmemorativos pro-Stalin. El último tuvo lugar hace dos días coincidiendo con el 130 aniversario de su nacimiento.