Última hora

Última hora

El Vaticano va a reexaminar su seguridad después del ataque que sufrió Benedicto XVI

Leyendo ahora:

El Vaticano va a reexaminar su seguridad después del ataque que sufrió Benedicto XVI

Tamaño de texto Aa Aa

Aproximadamente 350 personas se encargan de la protección papal de los que 140 son oficiales de policía y los carabinieri italianos que gestionan las puertas de seguridad con detectores de metales a la entrada de la Plaza de San Pedro.

Les siguen un centenar de policías del Vaticano y 110 miembros de la Guardia Suiza. El ejército personal del pontífice.

“La gente le quiere ver de cerca. Y él también quiere ver a sus fieles de cerca. Siempre hay riesgo en este tipo de situaciones en la que hay una relación directa con la gente” ha dicho el portavoz del Vaticano.

En 2007 un alemán con problemas mentales se avalanzó sobre el Papa en la plaza de San Pedro burlando la seguridad. Y un año después otro hombre se intentó aproximar a él en la Basílica de San Pedro.

La seguridad del Papa se ha reforzado considerablemente tras el antentado que sufrió Juan Pablo II en mayo de 1981.

El Papa fue herido de gravedad tras ser disparado por el turco Mehmet Ali Agca, cuando circulaba en la plaza del Vaticano, en un jeep abierto.