Última hora

Última hora

Condena a la ejecución de un británico en China

Leyendo ahora:

Condena a la ejecución de un británico en China

Tamaño de texto Aa Aa

La Unión Europea y organizaciones pro-derechos humanos han condenado la ejecución de un ciudadano británico en China. Akmal Shaikh, de 53 años, casado y con tres hijos, fue ejecutado este martes por tráfico de drogas. De nada sirvieron los informes enviados por el Gobierno británico, que ponían de manifiesto que el hombre sufría un transtorno bipolar:

“Mandamos a China numerosas evidencias del comportamiento extraño que tuvo Akmal Shaikh durante mucho tiempo. Lo que más nos horroriza es que la justicia china se negara a aceptar un asesoramiento médico antes de llevar a cabo la ejecución”.

Las organizaciones humanitarias denuncian que los juicios en China son cortos, mecánicos y no se investigan las pruebas. El ministerio de Exteriores chino, sin embargo, defiende su actuación.

“La justicia china ha llevado el caso estrictamente conforme a la ley y no se puede interferir en su procedimiento. Nadie tiene el derecho de inmiscuirse en la soberanía judicial china”.

El Supremo chino desestimó los informes de problemas mentales que le hubieran evitado la muerte. La familia de Akmal Shaikh afirma que fue engañado para pasar cuatro kilos de heroína bajo la promesa de convertirle en una estrella de la canción en China.