Última hora

Última hora

Putin cumple una década en la esfera política rusa

Leyendo ahora:

Putin cumple una década en la esfera política rusa

Tamaño de texto Aa Aa

Las celebraciones de fin de año en Rusia marcan también los diez años de Vladimir Putin en lo más alto de la esfera política rusa.

Hace una década, cuando fue nombrado presidente interino, era prácticamente un desconocido. El ex presidente Yeltsin sorprendió al mundo al anunciar su dimisión el día de Nochevieja y propuso a Putin, el hombre que sólo meses antes había sido elegido primer ministro.

Después de una contundente victoria electoral meses más tarde, el poco conocido ex agente del KGB, un hombre de estado apasionado por el deporte, estaba decidido a acabar con el caos y la inestabilidad que marcaron los últimos años de la presidencia de Yeltsin.

Tomó la Duma, el parlamento ruso, bajo su control y abolió la elección directa de gobernadores regionales. La mayoría de la gente aprobó esta dura acción.

“Putin aprovechó el sentimiento de resentimiento y frustración que existía en la población rusa a finales de los 90. Rápidamente abolió la participación y el multipartidismo y reinstauró un monopolio de Estado en la política y en la toma de decisiones en Rusia”.

Después se centró en los medios de comunicación. Putin se dio cuenta de que la mayoría de los rusos seguía las noticias a través de la televisión nacional, por lo que pronto la puso bajo el control del Estado.

Con Putin al mando de la vida política del país, las cosas fueron mejor para la clase media rusa. El “boom” generado por los precios del petróleo y el gas hizo que muchos rusos se enriqueciesen y una nueva clase media nació en las grandes ciudades. Algunos piensan que el precio a pagar por la riqueza fue la libertad política.

Después Putin se ocupó de los oligarcas a los que Yeltsin había ayudado a enriquecerse a cambio de su apoyo. Hizo un trato con ellos: quedaros con vuestro dinero, pero no os entrometáis en la política.

Todos lo hicieron menos Mikhail Khodorkovsky, el hombre más rico de Rusia y líder de la compañía petrolífera Yukos. En 2005 fue condenado a ocho años de cárcel por fraude y evasión de impuestos.

Putin marginó a la oposición liberal, según los críticos, y no castigó a los que silenciaron a sus rivales. Uno de los casos más conocidos es el del asesinato de Anna Politkovskaya, una influyente periodista crítica con el Gobierno de Putin.

En 2008 Putin elige como sucesor en la presidencia a Dimitri Medvedev, que ganó las elecciones con una victoria aplastante. Putin fue nombrado primer ministro.

Durante el último año y medio Putin ha seguido ocupando los titulares y existen dudas de si es él el que dirige el país desde la Casa Blanca rusa.

La economía rusa continúa dependiendo del petróleo y el gas, la corrupción sigue siendo una plaga en el país, aunque bajo el mandato de Putin la situación en Chechenia ha sido más o menos estabilizada y Rusia ha vuelto a tener el estatus de súper potencia. Ahora la cuestión que flota en el aire es: ¿Volverá Putin al Kremlin dentro de dos años”