Última hora

Última hora

Congela el polo norte, pero no aquí

Leyendo ahora:

Congela el polo norte, pero no aquí

Tamaño de texto Aa Aa

Con frases como esta centeneras de colonos judíos se han manifestado, este domingo, delande de la oficina del primer ministro israelí en Jerusalén. Han iniciado una huelga para protestar contra la moratoria parcial de la construcción de asentamientos en Cisjordania.

Una decision a la que se opone el ala dura del gobierno israelí representada por Avigdor Lieberman.

La moratoria de diez meses, aprobada por decreto el pasado mes de noviembre, no afecta a los edificios públicos, a los edificios ya iniciados ni a las colonias de Jerusalén Este.

El gabinete de Benjamin Netanyahu no quiere granjearse el odio de las organizaciones sionistas y continúa en su empeño de judaizar la ciudad Santa. Prueba de ello es la licitación israelí de 700 viviendas en la parte oriental de Jerusalén, de mayoría árabe y anexada por Israel en 1967.

El tira y afloja israelí surge en medio de las negociaciones entre las facciones palestinas de Fatah y Hamás.

El líder de Hamás en el exilio, Khaled Mechaal ha evocado, hoy, en Arabia Saudí un cierto progreso en la mediación egipcia para reconcialiarlas.

Sin embargo, El Cairo no está poniendo de su parte para que esto suceda, es lo que se desprende de las manifestaciones mantenidas, este domingo, delante de la embajada de Egipto en el Líbano. Miembros del partido Jamaa Islamiya han protestado contra la construcción de un muro en la frontera entre Egipto y Gaza.