Última hora

Última hora

Cuba, una espina en la presidencia española

Leyendo ahora:

Cuba, una espina en la presidencia española

Tamaño de texto Aa Aa

El ministro de exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, ha quitado hierro a la expulsión de la isla, el domingo, del eurodiputado socialista español Luis Yáñez.

“No es una buena noticia”, “Cuba se ha equivocado” ha dicho Moratinos que aboga, no obstante, por reforzar el diálogo entre la Unión Europea y La Habana.

Yáñez que quería pasar las vacaciones en la isla con su esposa habla, por su parte, ha declarado que “ha sido una torpeza y es un error. Yo no tenía, ni tengo, ninguna constancia ni verbal ni escrita de que tengo la entrada prohibida en Cuba, de que estoy en una especie de lista negra. Yo espero que este incidente no obstaculice los esfuerzos y las iniciativas del gobierno español durante la presidencia, para lograr una nueva posición común o una nueva política de la Unión Europea con Cuba”.

El acercamiento a Cuba es un desafío para la presidencia española. En la isla hay sigue habiendo más de doscientos presos políticos, como recuerdan cada domingo las Damas de blanco.

Desde 2006 los Ventisiete exigen que la cooperación bilateral se ligue al respeto de los derechos humanos. Una doble condición que Madrid quiere suavizar. Pero otros países de la Unión, con Suecia y la República Checa al frente se niegan a ello, sin signos claros de apertura por parte del régimen castrista.