Última hora

Última hora

Si la inteligencia de EEUU tenía todas las piezas, ¿por qué no pudo completar el puzzle del caso Abdulmutallab?

Leyendo ahora:

Si la inteligencia de EEUU tenía todas las piezas, ¿por qué no pudo completar el puzzle del caso Abdulmutallab?

Tamaño de texto Aa Aa

La pregunta sigue en el aire: ¿Cómo pudo Umar Farouk Abdulmutallab pasar a través de las tupidas redes de los servicios de seguridad e inteligencia estadounidenses, cuando éstos ya poseían información sospechosa sobre él desde hacía semanas?

En efecto, tanto el departamento de inteligencia como de seguridad disponían de datos de diferentes fuentes sobre el joven nigeriano y la intención de la rama de Al Qaeda en la Peninsula Arábiga de atentar contra los Estados Unidos.

Cuatro meses antes del ataque frustrado el 25 de diciembre, la Agencia Nacional de Seguridad, la NSA, interceptó una conversación telefónica entre dirigentes de ésta rama de Al Qaeda. En ella revelaban que un hombre nigeriano podría cometer un atentado.

La NSA comunicó esta información al NCTC, el Centro Nacional Contra el Terrorismo.

El 19 de noviembre la CIA supo que el padre de Abdulmutallab había pedido ayuda a la embajada estadounidense en Abuya para encontrar a su hijo desaparecido. Acto seguido, transmitió igualmente la información al NCTC.

Un día después, los diplomáticos del Departamento de Estado que se habían reunido con el padre en la embajada de Abuya informaron igualmente al NCTC.

Sin embargo, el personal del Departamento de Estado no consideró necesario anular el visado de Umar Farouk Abdulmutallab

La Oficina del Director de la Inteligencia Nacional, Dennis Blair, también recibió los datos concernientes a Abdulmutallab y las intenciones de Al Qaeda.

A ello se une el que el explosivo que Abdulmutallab llevaba cosido a su ropa, el PETN, había sido utilizado en agosto por un terrorista suicida para intentar asesinar al príncipe Mohammed bin Nayef, jefe de los servicios antiterroristas de Arabia Saudí. La Casa Blanca ya había sido puesta al corriente del uso por parte de Al Qaeda de este tipo de explosivo.