Última hora

Última hora

"Platooning", un sistema en el que los coches se conducen solos

Leyendo ahora:

"Platooning", un sistema en el que los coches se conducen solos

Tamaño de texto Aa Aa

Contaminación, atascos, estrés. Problemas de nuestro día a día de difícil solución.
En Francia, un grupo de investigadores estudia cómo mejorar la situación en las carreteras reduciendo al mismo tiempo el número de accidentes. Una propuesta que, a largo plazo, retiraría al conductor del ciclo de control del vehículo.

Para explicarnos mejor vamos hasta Rocquencourt, en las afueras de París.

Este es el equipo de “La ruta automatizada” o Lara. Está formado por cincuenta especialistas entre ingenieros y técnicos, que trabajan desde hace una década en un sistema llamado “Platooning” o “marcha en grupo”.

“El platooning consiste en un tren de vehículos, es decir, vehículos que son enganchados unos detrás de otros de forma inmaterial”, explica el director de Lara Arnaud de la Fortelle. “No están unidos por nada. Con las nuevas tecnologías controlamos los coches que siguen a la locomotora, el que va delante. Las ventajas del platooning son muchas: la primera, aumenta la capacidad de las autopistas. La segunda, como los vehículos están mucho más cerca unos de otros, sufren una resistencia aerodinámica menor, y, por tanto, consumen menos”.

Una técnica en fase de desarrollo en el sector automovilístico, pero que funciona desde hace mucho tiempo en el ciclismo.

El principio es proteger a un líder. Es decir, colocarlo entre las ruedas de sus compañeros de equipo. Disminuye así la resistencia del aire.

El corredor que encabeza la marcha gasta muchísima más energía que el que está detrás.

¿Pero aplicar esta técnica a coches que circulan a 120 kilómetros por hora no resultará peligroso…o temerario para los conductores?

“Por ello colocamos entre los vehículos sistemas de láser o de comunicación que permiten precisamente minimizar estos problemas y eliminarlos totalmente”, explica uno de los investigadores.

Como vemos en este experimento realizado en Estados Unidos, cuando los conductores se ponen en la fila sueltan el volante.
Dejan el control de la conducción al propio coche. Todos los vehículos se conectan entre sí para intercambiar información, como su posición y velocidad, por medio de mecanismos wi fi.

“Esta técnica no solo sirve para la comunicación en el platooning, sino que cuenta con un montón de aplicaciones. Podemos incluso imaginar multimedia en el vehículo, un sistema de reserva, de chat entre los coches, entre los pasajeros, etcétera”.

En Rocquencourt los ingenieros diseñan sus propios modelos de coche.

“Desde hace un decenio hemos puesto en marcha Cycabs, que son ciber-coches, vehículos completamente automatizados. Lo vemos aquí, en primer lugar, un láser giratorio que permite escanear la superficie que está delante de los vehículos. Este platillo volante es en realidad una antena de GPS, pero un GPS muy preciso que permite localizar un Cicab a solo unos centímetros de distancia. Vemos una segunda antena, que es de comunicación. En el vehículo hay una pantalla táctil que permite seleccionar el destino. Vemos aquí un pequeño joystick integrado para la conducción en modo manual”.

Ya se han llevado a cabo con éxito experiencias reales. Todos los coches circulando a la misma velocidad, sin atascos.
La técnica está lista, pero su aplicación práctica es otra cuestión. Imagínense intentar colarse sin correr ningún riesgo en un convoy de vehículos casi pegados entre sí a 120 kilómetros por hora .

Quedan aún muchos años por delante antes de que veamos autopistas inundadas de coches en fila india. Una visión que, además, seguro que traumatiza a más de un conductor.

www.inria.fr

www.ensmp.fr/Accueil

www.path.berkeley.edu/PATH/Publications/Media/FactSheet/VPlatooning.pdf