Última hora

Última hora

Desesperación e inseguridad en las calles de Puerto Príncipe

Leyendo ahora:

Desesperación e inseguridad en las calles de Puerto Príncipe

Tamaño de texto Aa Aa

Tres días después del terromoto que asoló Haití, la ayuda internacional no ha conseguido llegar a los damnificados. El estado de las carreteras, la falta de coordinación o la escasez de controladores aéreos hace que los bienes de primera necesidad lleguen a cuenta gotas. Hambrientas, muchas personas han recurrido al pillaje en una capital sin presencia policial. La inseguridad aumenta por momentos.

La ira se ha traducido en algunas zonas en barricadas formadas de cadáveres. La descomposición de los cuerpos dificulta la respiración.

Se cree que entre 50.000 y 100.000 personas han perdido la vida en el seísmo que el martes golpeó el país más pobre de América.

Según Naciones Unidas, el 10 por ciento de los edificios se han visto reducidos a escombros. Como consecuencia, sólo en la capital 300.000 personas se habrían quedado sin hogar. Al menos, en su tercera noche a la intemperie, las réplicas les han dado una tregua. Sólo hubo un movimiento sísmico y no muchos como ocurre desde el día de la catástrofe.