Última hora

Última hora

Crónica de euronews desde el escenario de la tragedia

Leyendo ahora:

Crónica de euronews desde el escenario de la tragedia

Tamaño de texto Aa Aa

Redacción euronews: Saludamos ahora a Luis Carballo, nuestro enviado especial a Haití. Cuéntanos, ¿puede empeorar la situación? ¿Cuáles son tus impresiones sobre la ira de la población?

Luis Carballo: Habrá que verlo en las próximas horas o días pero desde luego se dan absolutamente todas las condiciones para que haya un estallido de violencia. Está claro que es un gran caos: seis días después del terremoto, en Puerto Príncipe no funciona nada. Y en Puerto Príncipe es donde están concentradas todas las labores de rescate, de distribución de ayuda humanitaria. Podéis imaginaros lo que es el resto del país, las zonas colindantes a la capital donde también el terremoto pegó incluso más fuerte que en Puerto Príncipe. Incluso aquí en Puerto Príncipe en cuanto se sale del centro ocurre exactamente lo mismo. La gente empieza, sí, a perder los nervios, evidentemente, porque se dan todas las condiciones para ello. Las condiciones son muy difíciles, hace mucho calor también. El olor es insoportable en gran parte de la ciudad. Huele a cadáver de una manera increíble, falta el agua, falta la comida, en fin, sigue siendo un verdadero caos. Por ahora la situación es ésta. Puede haber un estallido de violencia popular. Yo desde luego, y por los testimonios que he podido recoger directamente de la población, no lo descartaría.

Redacción euronews: ¿Qué os dicen los haitianos con los que os encontráis? Luis Carballo: Por ejemplo, ayer estuvimos en uno de los barrios más castigados por el terremoto más o menos a cuatro kilometros del centro de Puerto Príncipe. Fuimos por nuestra cuenta y riesgo, sin convoy, sin escolta. Llegamos allí. Fuimos los primeros occidentales, los primeros extranjeros que veía la poblacion civil. Nos contaron eso, que están pasando una penuria muy grande. No les ha llegado la ayuda humanitaria, ni siquiera una botella de agua que, por cierto, tuvimos que llevarles nosotros mismos con el equipo de televisión que llevamos en el coche que pudimos alquilar para llegar hasta allí. Y ésta es la situación. De moral, el pueblo haitiano esta acostumbrado a este tipo de catástrofes: es un pueblo muy estoico y se puede decir que han mantenido (yo, personalmente, es lo que veo), mucha dignidad. Eso sí. Ahora, la situación es muy complicada, y lo están pasando muy, muy mal.