Última hora

Última hora

Haití, a la deriva

Leyendo ahora:

Haití, a la deriva

Tamaño de texto Aa Aa

Euronews se ha trasladado hasta el epicentro de la tragedia. En Puerto Príncipe se encuentra nuestro compañero, Luis Carvallo

“Nuestro primer día en Puerto Príncipe nos ha servido para constatar que, simplemente, después del terremoto, Haiti más qué nunca va a la deriva.

Hemos pasado buena parte de la jornada en la barriada de Canape Vert: un paisaje desolador, muy similar al de las barriadas brasileñas, sólo que con miles de casas destruidas y cadáveres desparramados por las aceras cinco días después del terrible terremoto.

Allí no llega la ayuda, lo hemos podido constatar. Los equipos de rescate hacen apariciones esporádicas y, aunque los vecinos saben dónde están sepultadas las víctimas, y esto es el gran drama, simplemente por falta de medios no pueden sacarlas de allí.

Eso es lo que está occurriendo. La mayor parte de las veces lo que sucede es que lo estan haciendo los propios haitianos, con sus manos y los pocos útiles que pudieron guardar tras el terremoto.

Tampoco hemos visto demasiada presencia en las calles del ejército estadounidense. No como aquí, en este aeropuerto, al que no paran de llegar los militares enviados desde el Pentágono. Tampoco hemos constatado gran presencia de los cascos azules de la ONU en las calles, al menos en las zonas qué hemos podido visitar.

Moverse por la capital haitiana resulta difícil. Las carreteras siguen llenas de escombros, de cadáveres y de coches aplastados.

Según los cálculos de varias ONG con las cuales hemos podido hablar esta tarde, hasta el 50% de las viviendas de Puerto Príncipe habrían quedado dañadas de alguna manera. No hay electricidad. Hasta en este aeropuerto estamos funcionando con grupos electrógenos. El agua y la comida empiezan a escasear de manera preocupante y son muy caros y muy difíciles de conseguir.

El Estado simplemente ha dejado de existir en Haití, aunque algunos diplomáticos con los cuales hemos podido hablar se preguntaban si en realidad ha existido alguna vez”.